martes, 9 de octubre de 2007

Prólogo para una novela cualquiera

Por Carlos Rull
Plantilla para cualquier prólogo de novela que le propongan escribir y con el que pretenda quedar bien.

"Es un honor y una enorme responsabilidad abrir la puerta a la envolvente lectura que este volumen que tiene entre las manos, querido lector, regala a nuestra literatura y a nuestro pasión por la lectura. Es a la vez, no obstante, un compromiso del que difícilmente puedo salir bien parado, pues cualquier cosa que pudiere llegar a escribir yo quedará con toda seguridad muy debajo de la admirable calidad literaria de las páginas que está usted a punto de leer. Dicho esto, pues, vamos a ello.

Mi muy estimado amigo [insertar nombre del autor], con el que he compartido tantas conversaciones, tantas tertulias, tantas lecturas, regresa a las estanterías de las librerías con una novela que no defraudará a ninguno de sus viejos lectores y llamará, sin duda, la atención de muchos nuevos. Es esta una novela perfectamente construida y redactada, un inteligente mecanismo de relojería en el que no falta ni sobre nada.

La prosa de [insertar el apellido del autor] revela un profundo y sabio dominio de las posibilidades expresivas del lenguaje, una enorme y envidiable capacidad de sugerencia y connotación que convierte todas y cada una de las páginas de la novela en una puerta abierta a infinitas lecturas e interpretaciones. Pero este verbo fascinante y fascinador no oculta las virtudes de una trama perfectamente pensada y maravillosamente acabada.

Nuestro autor ya había llamada la atención de público y crítica con su primera obra [insertar título], con la que consiguió merecidamente el premio [insertar premio], y para los lectores atentos, ha mantenido una insoslayable cita semanal en la revista [insertar nombre de la revista o publicación correspondiente] con artículos llenos de inteligencia y sentido común, muestra clara de su buen hacer literario y su fino ojo crítico. Este segunda novela viene a confirmar lo que ya muchos barruntábamos: que nos hallamos ante un novelista de casta, un autor de raza, un literato de pies a cabeza que maneja la pluma cual cirujano su escalpelo para trasladarnos un mundo literario absolutamente original en el panorama de las letras [insertar gentilicio].

Y es que es ésta una novela no exenta de riesgos, riesgos que [insertar nombre o apellido] ha sabido superar osadamente – que no sortear prudentemente – aventurándose por nuevos caminos, abriendo sendas novedosas en las que el lector quedará agradecidamente atrapado. El proyecto narrativo de [insertar apellido o nombre] se muestra aquí ya en su plenitud, y las buenos augurios que percibíamos en su trabajo anterior, se concretan aquí en una admirable capacidad de crear belleza y de hacernos llegar ese pálpito sublime que sólo la buena literatura transmite.

Aconsejo al lector, pues, que ya sin más dilación se embarque en la aventura literaria que nos propone [insertar nombre y apellido], una aventura que a buen seguro le resultará inolvidable."
*Nota: con ligeras variaciones, el presente prólogo es tan anodino y vago que puede aplicarse a cualquier otra publicación. Se permite su reproducción parcial o total a cualquier prologuista de compromiso.

4 comentarios:

gonzalezcastro dijo...

Carlos, ¿puedo usar este prólogo para algún libro futuro? Me parece muy sugerente y creo que se adapta de un modo perfecto a mi escritura.

paula dijo...

Vendido el prólogo,a bloger im -postor(que Ivan nos perdone)...yo he venido aqui a hablar de tu libro je,je.Lo espero con tantas ansias,que prometo saltarme el prólogo querido compa.

R.P.M. dijo...

Tienes una labia que ya te vale. Incluso de coña, queda bonito. Nos vemos en el próximo prólogo.

carlesrull dijo...

Gracia compis. Y por supuesto, Andreu, el prólogo puedes usarlo para lo que quieras.