lunes, 8 de febrero de 2010

Visiting Memories / Recuerdos de visita


Thanks to Suzanne Vega,
always so inspiring


Like an ordinary child
you sit face-front in class
-take care to hide your left profile.

The skipping of pre-schoolers in the playground
makes you drowsy, their chanting
comes suddenly front
and subdues school talk,
academic prattle.

No words to give you heart like
‘it’s OK, your panties won’t show in the file’
or
‘you overdid your gloss today’.

That’s how the underclothes come to show
and your lips tinge the glass over the meal
and make a smudgy mess all over your mouth;
everybody laughs and you get a dumb feeling,
you don’t find it a bit comical.

A leap of time years ahead
with the skipping recast somewhat.
You make do with no underwear or lipstick
for gaffes,
cutting down to essentials.

A safety pin clips your heart
to the lining of your skirt,
it comes loose every night.
Bust –extra-raw terra-cotta-,
gets hooked in place daily at 8 a.m.
Ordinary stuff.
Limbs, blank extensions
in lieu of boughs of a sort,
stopped growing time back
-no supple birch no more-,
you keep them on non-stop
by way of granting touch somehow.

Yet another leap of time
and unaccountably you dream
you learn to have a life.




Como una niña cualquiera
te sientas de frente en la clase
-evitas el perfil izquierdo.

Los párvulos jugando a la comba
te aletargan, su canto pasa a primer plano,
y enmudece la cháchara,
el parloteo escolar.

Vagas palabras de ánimo:
‘tranqui, no se te verá el viso’
o
‘te pasaste con el pintalabios’
las dice la boca de nadie.

Así es cómo sí se te ve el viso
y cómo embarras el vidrio a la una,
el rojo pintarrajea desde la comisura al mentón
y todo el mundo se ríe, y te sientes expuesta,
no te parece gracioso.

Un salto adelante en el tiempo,
la comba ha cambiado un tanto.
Te abstienes de visos y rouge
-deslices seguros.
¡Recorta, tiro a lo esencial!

Un imperdible en la falda
te amarra las entrañas,
lo sueltas cada noche.
El busto –pura terracota-,
lo ensartas a las 8 en su sitio.
Nuestro pan de a diario.
Brotes de antena, a falta de miembros,
quisieron dejar de crecer tiempo atrás
-madera vieja a fin de cuentas- ,
los llevas puestos día y noche.
Garantía de contacto.

Un nuevo salto en el tiempo
y sin saber cómo ni por qué
sueñas que aprendes
a tener una vida.


12 comentarios:

Carso dijo...

pero nunca es tarde para aprender (ni demasiado pronto, a las 8 en punto, por ejemplo).

;-)scar

Ester Astudillo dijo...

Puto blogger de los webs, la mala vida que me está dando, leches!!! Yo quería ser puntual y ya ves, grrrrrr!!!

Carso, Carso, te voy a hacer la ola. Caaaaaar sssssssoooo!!!

Aunque no hablaba de mí, eh? -jaja!!!

ps. qué tal la elieta? Ya respira mejor?

Muax;-)

Anónimo dijo...

reuse bioavailable popcorn sophistry passwords committee pashley feasibility alfragide couple lessee
lolikneri havaqatsu

Ester Astudillo dijo...

A ver, quién coño es el graciosillo???

Do you want me to speak Chinese? Is this an official invitation or what?

Fuck you, bullshit;-)

Ester Astudillo dijo...

I mean, asshole!!!

Ester Astudillo dijo...

I know who you are, oh yeah!

I know you, so beware: I eat men like air, agggggrrrrrr!!!!;-)

Anónimo dijo...

Parece que se os ha colado un mendrugoi en el blog,l que m,e hace la competencia diciendo barbaridades en un fino inglés.
En resumidad cuentas, que debieron prohibir la peli "Lolita", y no pasarían estas cosas. Después, claro, las mujeres adultas de hoy se traumatizan pensando en el broche que sujetaba sus falditas y otras memeces que sus sensatas madres incorporaban a sus prendas para evitar que ocurriesen ciertas cosas que una mujer no debería conocer hasta haberse casado por la Iglesia.
Sor Renun

Ester Astudillo dijo...

Virgencita, claro, era eso: y yo sin saberlo! O sea, toda la mierda poema viene por el imperdible que me chingaba las tablas de la escocesa plisada.

Ay madre, tantos años de psicoanalista y fíjate, viene la Renun y de dos patadas me me desovilla el ovillo. Coño, si llego a saberlo, yo también me meto monja. Ni sutilezas ni pollas: al imperdible, dale al imperdible, que si no saca sangre, algún otro humor sacará. Y a las plisadas, tan monas, en dos larguras: las cortitas, tipo lolita, pero eso ya fue posterior, y la largura maxi-plis, que era el hervor de los 70, con su maxi-imperdible con bolitas de madera acompasadas al tablao flamenco de la falda.

Renun, es Vd. un hacha, en serio. Bua, la de cosas que está sacando Vd. de mi preconsciente, o sea... Virgencita, hazme monja. Virgencita, ven baja y hazme monja. Pero yaaaaaaa!!! No me espero a la próxima semana, que el shrink se me va a chupar 70 del ala y total, si es cuestión de tablaos e imperdibles pues ya mismo me voy a la mercería, la más cercana, la única en el pueblo -que ya no da de sí el negocio de la mercería; ni siquiera de los sex-shops ni los peep-shows; ahora con el DVD + internete, lo customizas 'todo' a tu medida- bueno que me voy, la mercería, y me compro ya unos imperdibles y me hago hacer unas tablas-falda -dónde? si ya no hay costureras! y las tablas ya no se llevan!-, bua ni las escocesas!

I want my kilt!!! Who got my kilt? Bloody bastards! I'm a woman, so what? I want a kilt toooooo. Now. Amen. Please, God, be good to us. Amen again.

Renun, es Vd. mi tabla -la de salvación, digo ;-)

R.P.M. dijo...

Y toda la vida se la pasa uno aprendiendo a tener esa "vida" que deriva de la suma de faldas plisadas y rojo carmín -nosotros eran los pantalones de campana y los cortes en la barba por querer afeitar lo que no había- Venga, a pesar de sor Renun, sabemos que es un poema precioso. Cada uno que escribes, vamos.

Mercè Mestre dijo...

Per no parlar dels horripilants mitjons llargs amb boletes de cirera que anaven marcant les hores quan jugàvem a les gomes (les de saltar).

...i jo buscant com una boja sandàlies planes de frare hippy per aquelles sabateries ràncies i disfressant-me d'Apatxe perquè odiava els odiosos vestidets de maripuri de diumenge! Època merdosa.

Ai Gregòria, Gregòria, saltem per les caselles del temps, recuperem les pintures i pintem-nos les antenes com indis! A les vuit en punt o en coma, en el fons del buit. Has fet diana en tots els records.

Ester Astudillo dijo...

Jaja, Rufino, la campana, claro, también llegó. Alternando con las plisadas. Lo del carmín, puro simbolismo metafórico, obviamente, jaja! Les gomes (del saltar, i ara!, esclar, buffff, que em pugen les colors a les galtes!, no em facis parlar...), els mitjons llarguíssims puro acrílico, que eran el último grito, i els vestits maripuri-maripili-pepona per anar a missa els diumenges. Pero esto es una pesadilla o kè coño ehhhh???

En coma, coma profundo. I avui és dimaaaarts i m'he dormit i he arribat tard, por lo cual rindo pleitesía a la santísima madre renfe i a la lluvia -puta pluja dels collons, deu ser l'any que ho porta, 2010, segur que té alguna significació oculta i secretíssima, cabalística com a poc.

Ovo, lacto, vegan, vegetable and plenty of popcorn, a healthy diet;-) Remember: an apple a day keeps the doctor away. So!

Antonia Martos dijo...

Ostras, cuantos recuerdos: el imperdible en la falda, estilo Lolita, el abrigo trenzado, aquellos gorros que te estrangulaban el cuello y los pantalones a cuadros. Suerte que el imperdible desapareció aunque siga lloviendo y la RENFE llengando tarde.

Buen poema,

Antonia