martes, 30 de marzo de 2010

La noche del loro


Paco le había traído maría de Amsterdam asegurándole que era la más potente del mundo. Conocía de sobras a Paco y su tendencia a la hipérbole, así que no le dio demasiado crédito mientras apelmazaba los cogollos y lamía la línea de pega del papel. Junto a la maría, Paco le había dado un segundo sobre con semillas de esa portentosa remesa, pero su habilidad para la jardinería era lamentable como atestiguaban los cadáveres de cactus y geranios que poblaban los maceteros de su pequeño balcón, así que desistió de plantarlas y las lanzó al vacío del solar al que daba su casa. Mientas daba las primera caladas vio divertido a unas palomas acercándose a picotear las semillas, pero justo en el instante que abrían el pico para engullirlas unas cotorras en vuelo rasante les robaron el botín. El humo de la calada se mezcló con una carcajada y empezó a toser entre lágrimas de risa. Las palomas echaron a volar y se posaron sobre una farola cercana al balcón. Parecían observar con rencor a las cotorras que celebraban el ágape sobre una palmera vecina.

-¡Estoy harta! Míralas como se pavonean, y ¿crees que hace algo la policía? ¡Nada!

-Eso no es cierto –le respondió la segunda paloma- hacen lo que pueden, lo que pasa es que las jaulas están llenas y no pueden acoger a tanto chorizo con alas.

-¡Pues que hagan más jaulas!

-Además, las cotorras vinieron a trabajar al zoo, lo que pasa es que se han reproducido.

-Si es que no piensan más que en eso, ¡en bailar! Tú ya me entiendes. Pues si hay más cotorras que capacidad en el zoo, que las devuelvan a sus países, que aquí no nos sobra el alpiste.

A estas alturas de la conversación el canuto se había apagado, pero en lugar de encenderlo de nuevo creyó más conveniente dejarlo para otro día. Entre otras propiedades aquella maría tenía la facultad de robarle el sueño. La noche era muy larga y tenía la sensación de que no iba a pegar ojo.


Nota del autor: este relato no sería verosímil debido a que la acción transcurre entrada la noche (aunque no se mencione de forma explícita), y todo el mundo sabe, sobre todo los ornitólogos avezados que consultan por docenas el blog de 7voces (conocido entre los especialistas como 7 voces de oro, los 7 canarios o también las 7 plumas), todo el mundo sabe, digo, que las aves mencionadas en el relato no son animales noctámbulos excepto el murciélago que, por otro lado, no es un ave. Esta licencia no es tal, sino un reflejo del trastorno de identidad horaria que sufren palomas, loros y otros pájaros urbanos debido a la contaminación lumínica que distrae el sueño y fomenta la fotosíntesis artificial, males endémicos de nuestros días contra los que animo al lector a luchar mediante pedradas contra las farolas que tanto daño hacen. Y callo aquí para no hacer más larga la nota que el relato. He dicho.

Nota del otro autor: el resto de avezados lectores no ornitólogos habrá deducido después de leer el texto que la imagen no concuerda en absoluto. Pues bien, para eso está esta nota, para aclararlo. Resulta que esta es la semana del loro y en el canal Barça TV hay un programa que se llama ‘La nit del lloro’ donde el próximo 31 de marzo, es decir, mañana, entre las 22’45 y las 24’00 horas emiten una entrevista a Andreu González, ilustre cofundador de este no menos ilustre blog sietevocero. La imagen es la ilustración de la cubierta de su último libro a cuya presentación tuve el placer de asistir: 100 motius per ser del Barça de Cossetània edicions. Pues eso, que ustedes lo disfruten.

Esquizofrénico Carso, digo… Óscar

2 comentarios:

Ester Astudillo dijo...

Jaja, yo también pasé más de una noche del loro cuando vivía en la city por culpa de las putas cotorras. Corre cierta rumorología sobre su prolijidad en tierras tan ajenas, como que se escaparon de la jaula y se dedicaron a follar sin tregua hasta reproducirse como lo han hecho. Fíjate que han llegado hasta Vilanova y no puedes pasear por el pg. marítim sin arriesgarte a ser receptor pasivo de sus tremendas secreciones!

Ahora con la TDT puedo incluso conectarme a Barça TV así que me apunto en la agenda la entrevista de Andreu mañana, a ver si aguanto de pie, aunque esté dopada -o no.

Oye, la maría esta, me podrías pasar un puñaíto? Si hace que las palomas hablen, digo yo que qué no conseguirá. Díselo a Paco y a ver si después de la santa me pasas una papela.

Enjoy yourselves;-)

Carso dijo...

me temo que se la fumó toda, pero ya indagaré, ya.
miles besos emplumaos, moza.