sábado, 1 de mayo de 2010

LA CASA DEL VIENTO

Por Antonia Martos









“Amad. Es el único bien que hay en la vida.”
George Sand



Ni el acorde suave
de una armónica de cristal.

Ni el popurrí en verano
de un laúd.

Ni la caja hueca
de una arpa.

Ni la velada cálida
de las palabras.

Ni el son de la lira
que acompaña a una poeta.

Ni el ritmo lento
romántico de una balada.

Ni el recital sabio de las olas
del mar Rojo.

Ni el disón quebradizo
del mar de Barents.

Sólo el aliento de tus caricias
en mi cuerpo.


“A partir de Fantasía impromptu, op.66 de Fryderyk Chopin”
.

5 comentarios:

paula dijo...

Me gusta mucho tu poema Antonia...has abierto la puerta de la música,en la casa del viento,y se ha fusionado con la literatura.Genial metàfora,reencarnada en el dueto Sand&Chopin,para hablar del mejor personaje:el amor....ese buen elemento,siempre bienvenido, que viste esencias en clave de sol y acaricia lunas piano a piano je,je.
Un abrazo curranta de poesias.Muacks!!!

Mercè Mestre dijo...

Així, en silenci, sentint la música i llegint el teu poema. Quina pau!

Gràcies, Antònia.

José G Obrero dijo...

La mejor música, sin duda, la del último verso.

No conocía a tu poeta y me ha impresionado su biografía. Existe gente que apuesta por la vida por encima de todo, independientemente de qué contexto y convenciones, le ha tocado vivir: las pulveriza. Muy interesante.

Un beso.

Antonia Martos dijo...

Gracies companys pels vostres comentaris.
Me n'alegro que us hagi agradat.
Un petó amb molt d'amor als tres!
Antonia

Anónimo dijo...

a mi també m'ha agradat molt.