martes, 1 de febrero de 2011

De la crisis como oportunidad o Del optimismo cándido.


Por C.Rull

 Extracto de la Enciclopedia de la Nueva Economía. Vol. III. Página 547, Editorial Líber, Valencia, 2051.

"Nadie sabe muy bien dónde ni cuándo comenzó. La cuestión es que, en la segunda década del siglo XXI, vista la falta de oportunidades laborales y el escaso éxito del gobierno en las sucesivas reformas del mercado de trabajo, algunos grupos de parados decidieron organizarse para buscar formas alternativas de vivir y trabajar.[...]
Hay quien dice que la primera iniciativa fue la Cooperativa de Huertos Urbanos de Sant Cugat del Vallés; otros atribuyen el primer paso a la Asociación Recíclalos de Paterna; según una tercera versión, fue el Gremio Cultural de Avilés quien dio el primer paso; la teoría más corriente afirma que el movimiento se gestó desde el Banco de Intercambio de Ciudad Jardín, Córdoba. Fuere como fuere, en poco tiempo todas las ciudades del país vieron nacer asociaciones, gremios, cooperativas, grupos, sindicatos, y todo tipo de colectivos de exparados que pronto pondrían en crisis el sistema con un modelo de producción y consumo ecológico, igualitario y participativo. [...] El sistema político basado en una democracia representativa sometida al mercado capitalista se resquebrajaba ante un modelo basado en la implicación y la cooperación ciudadanas.[...]
Según J.G. Derleth, en su famoso estudio sobre el desarrollo político europeo en la tercera década del siglo, es plausible considerar que hacia 2025 tanto las potencias tradicionales como las emergentes habían cambiado su modelo productivo casi en un 50%, y fue entonces cuando dio comienzo la crisis de las multinacionales."


4 comentarios:

Carso dijo...

nunca se me habría ocurrido que una enciclopedia pudiera provocar esperanza.
gran volumen el III, y qué bien redactado!

;-)

Ester Astudillo dijo...

Jaja, no caerá esa breva. Y si cayere, nosotros ya no lo veríamos. En el 2051... cuanto menos, todos calvos. Pobre Cándido!!! Si Pangloss levantara la cabeza... Pero yo voy a ver si me quito de los dichosos papeles.

Mercè Mestre dijo...

Jo, que sóc extraterrestre i vinc del futur, ja us dic que a partir de la sisena dècada del s. XXI, un grup de cínics de la micròpoli de Cinicèria van boicotejar la globoestructura solidària i totes les cooperatives, associacions i gremis van aprovar nous estatuts i es van convertir en bancaixes de perfil agressiu. A Paterna van deixar de reciclar cols produïdes a Sancu i van començar a especular amb subcols adulterades, i el mercat negre de càpsules d'opiacis cultivats a Ciutat Jardí i exportats des dels cartells asturians van precipitar la primera guerra intergal·làctica.

Ho sento (els extraterrestres ho sentim diferent, però)

carlesrull dijo...

¡Joder con el cinismo extraterrestre! ¡Menos mal que ET se fue a su casa! Sólo nos faltaría un hombrecito verde y cabezón dirigiendo Google.
Me quedo con la esperanza, aunque sea cándida y no vayan a llover brevas.
Thanks por los comentarios.