domingo, 13 de enero de 2008

GALERÍAS

Por Rufino Pérez


Amarillo sobre azul,
verde anaranjado sobre blanco.
El arco iris se pasea
sobre alfombras de luz.
Recorre las galerías del alma,
¿y qué encuentra?
Alegría de lluvia tras los cristales.

Perdón, maestro,
pero tal y como yo lo veo,
prefiero
mojarme en la lluvia del deseo
y gozar color a color,
gota a gota,
un día y otro día,
lentamente,
con pasión.

Por eso mis galerías
siempre guardan
un reloj y una tarde de lluvia.

2 comentarios:

paula dijo...

¡Buenos ases guardas!.El reloj pa la muñeca y la lluvia, efectivamente , moja. Pero mas que tarde, noche…es cuando salen ,a diario, los apasionados fantasmas je,je.
Fuera bromas, es ,como siempre, una alegría escucharte tras el cristal del ordenador.

Carla dijo...

Com sempre, preciós... quasi he pogut tocar les gotes mullant el vidre.
A veure si el poema serveix d'amulet i d'invocació per a la pluja, que hi ha una sequera tremenda que deixa la natura assedegada i trista.
Una abraçada