sábado, 8 de marzo de 2008

LOS ENCAJES DEL PARAISO


8 de marzo de 2008
Por Rubén García Cebollero

La semana pasada la gripe pudo commigo. Dedico ese silencio a la memoria de Josep Palau i Fabre.

Los encajes del paraíso es el título de un poemario en catalán de Raquel Casas Agustí. Sí, les randes del paradís. Sí, la misma Raquel que en 2008 se ha convertido en una de las 7 voces.

He escogido una imagen de Amy Winehouse. Quizá porque no todos encajamos en el paraíso. De hecho siempre he creído que uno está mejor con chicas malas que con chicas buenas, porque las malas van a todas partes y las buenas no. Tras cortarme el pelo he entrado en una librería (no voy a hacer publicidad) donde pronto se presentará otro libro de Raquel y he estado viendo novedades. Entre ellas, la última novela de Javier Tomeo con la cual mi bolsillo ha salido más ligero.

Sí, no todos encajamos en el paraíso y dice un verso de Raquel que (traducción propia): nunca se palpa/ el Paraíso des de la ventana. Tendrá que perdonarme Raquel por traducirla, pero es lo que apetece tras una gripe: dentro de los límites de tu carne/ he escrito con las uñas/ que no soy el hombre que esperabas.

No sé porqué he pensado en "el hombre de mi vida", de Vazquez Montalbán. Ayer hablaba en un club de lectura de "Obabakoak" de Bernardo Atxaga. Esta tarde leo un verso de Raquel: sácame de la monotonía. Con la música/ un pezón agresivo se elevaba bajo la blusa/ sobre la piel se colaba un dedo, dos dedos/ una mano. Te palpaba lentamente y suave/ como un auténtico afinador de pianos.

Y a todo esto la voz de Amy Winehouse. Y Sócrates diciendo que todo discurso debe tener una composición en la forma de un animal, con un cuerpo propio, de manera que no le falten la cabeza ni los pies, y tenga una parte central y extremidades, escritas de forma que se correspondan las unas con las otras y con el todo.

¿Y porqué los encajes del paraíso, de Raquel? ¿Por qué rescatar un libro de poesía en catalán? ¿Por qué recordar a Atxaga? A todo esto aún no he empezado la novela de Tomeo, pero caer, caerá. Quizá no haya respuestas para tantas preguntas y quizá Haris Vlavianós lo sabe: quien se encuentra dentro de un laberinto/ no busca la verdad:/ busca su Ariadna.

Así que entre las páginas Canta Raquel: regalándome el tacto lacerante/ de un pecho implacable sin sujetador. Y Amy Winehouse sonríe. Vale la pena escucharla. Aunque sepas que no es buena. Nada buena. O quizá lo es demasiado.

Así que la última novela de Javier Tomeo se llama Los amantes de silicona. Y Obaba es un lugar memorable, como diría Flaubert, no por su descripción sino por las cosas que suceden en él. ¿Os imagináis qué debe suceder en el Paraíso? Preguntadle a Raquel por sus encajes....



















3 comentarios:

Raquel Casas dijo...

Ei, qué detalle! Gracias por dedicar tu día a comentar mi libro. Deseo que hayas disfrutado. Me han gustado mucho tus reflexiones y la relación que haces com la gran Amy. Tienes razón, el paraíso no está diseñado para todos y menos para las 'chicas malas', como señalo en el verso "Les noies bones van al cel, però tu/ venies corrents cap al meu territori/ salvatge..." ("A L'aparador"). En el libro el paraíso es sinónimo de felicidad en sus distintas formas y todos los personajes que van pululando tienen la característica común de haberlo tocado brevemente y haberlo perdido, como el bufón, el punky o la misma Ariadna, abandonada en una isla.
Espero que hayas encontrado algún verso en forma de paraíso donde refugiarte de la monotonía.
Un abrazo.
R

paula dijo...

Tu critica post gripal y preelectoral ,aparte de buena, señala una recuperación de energías que me alegra….!Cuanta información!,hasta un parto socrático(muy senador) en los medios je,je…!Cuánta elección!,¿buena con?¿mala sin?¿Ami si, a mi no?...menos mal que lo de cortarte el pelo(no la coleta),lo has dejado claro je,je.
Querido Ruben: ¿La gripe te ha hecho ver a Dios?,el síndrome paraíso es un efecto secundario je,je.
Respecto a la crítica de Raquel a ella le ha gustado y le ha puesto la puntilla(de encaje,por supuesto), punto para el detalle tan propio de ti y faena para mi….voy a dejar de oír voces, no me dejáis tiempo de pecar y estoy mayor je,je. Tanta poesía no puede ser buena. Nada buena o quizá lo es demasiado.
Un escotado abrazo.
Paula

RUGAC dijo...

Amy sí... claro;) Que conste que Raquel no sabía nada de nada y feu todo sorpresa;) Quizá la parte del poemario que menos me gusta es la de Ariadna por lo del laberinto;) Sí, nunca sabemos a donde van las chicas no tan buenas;) En el fondo todos los paraísos han conocido algun infierno o al revés... por lo demás, los efectos post-gripales aún dan para mucho... con encajes y abrazos escotados,)
Y ya he votado...