jueves, 22 de enero de 2009

El rap de la mujer que quería ser perro



Por Ester Astudillo





Divertimento dedicado a cuantos humanos, que haberlos haylos,
percibieren jamás la bondad animal
y desearen fundir la horrenda humanidad
que nos caracteriza



Quién fuera can o semejante
y habitar su mutismo satisfecho
y aplacar su furia extravagante
con ladrido pertinaz, procaz o fiero.

Tras el oprobio, el patrón, voz displicente,
en pos de mi atropello acudiría:
reprender con azote al can urgía
que osó turbar su paz, bruto insolente.

Y dormir al fin el sueño de los justos
fuere opción barata y practicable
a salvo en mi fiel lecho perruno,
en materia de rencillas ignorante.

Regresado ya al reino de los cuerdos,
zalamero y jovial mastín brincar,
vivaz mascota al amo agasajar,
ajena a lo terreno y lo divino.

Mas siendo como soy, bicho viviente
más próximo a los simios que a los canes,
versada en asuntos temporales,
ahíta de resabios zahirientes,

amo, bozal ni leal tálamo
complacen mi silencio embrutecido
que acalla nomás que el alarido
que brota de las trizas de mi astrágalo.

Encomiable afán, si vano, el aspirar,
bien clamó el sabio,
al necio y montaraz brío animal.



6 comentarios:

Anónimo dijo...

Gràcies
Koki

Ester Astudillo dijo...

De res.
Mami

paula dijo...

Ja,ja he destrozado el diccionario a mordiscos...eso tiene el humano albedrío,la capacidad de elegir y aunque no lo parezca ,de evolucionar...me gusta la fusión.
Buen rap,Esther...one love.paula

Ester Astudillo dijo...

Gracias, Paula.
Tú sí que vales.
Un beso perruno :)

R.P.M. dijo...

¿Por qué dirán eso de "qué vida más perra"? A lo mejor porque suena mejor que eso de "qué vida más simia". En fin, a vivir que son dos días. Bonita fusión. Un saludo.

Ester Astudillo dijo...

Hola, Rufino. Ahora ya sé qué cara he de imaginarme cuando leo las siglas RPM.

¿Prefieres un abrazo simiesco o un saludo perruno?

:)