martes, 10 de marzo de 2009

Fruta prohibida


Por Carlos Rull



Se consolaba del horror - aunque ella era rubia - pensando que era suyo el pelo negro que halló en el interior de la manzana.

4 comentarios:

paula dijo...

Buen mordisco...no se en que coño estaría pensando.
Un abrazo.paula

Anónimo dijo...

Tío, qué cosa más asquerosa.

José G Obrero dijo...

Pero qué bueno, Carles. Chapó.

carlesrull dijo...

Gracias. Andaría yo pensando en qué coño,.... No, no. ¿Mejor un pelo o medio gusano? Asquerosa sí es, esa era a la intención. Gracias, José. Un saludo a todos.