jueves, 5 de noviembre de 2009

Perdidos


Por Raquel Casas


Seguidores de Perdidos, por fin sabemos la fecha exacta del estreno de la 6ª y última temporada: el 20 de enero, y constará de 18 capítulos. Se acabó la espera.
Los creadores han anunciado algunas novedades, por ejemplo que todos los personajes que han salido durante la serie volverán a ella en esta temporada (excepto el personaje de Danielle Rousseau y Shannon), pues todos aparecen en el cartel promocional. Además han confirmado que tendrá un final cerrado, sin ningún cabo suelto, es decir, no habrá posibilidad más capítulos/temporadas.
He discutido varias veces con mis amigos, también enganchados a la serie, cómo creen que continuará tras la trepidante escena final. Yo me decanto por la potencia de Juliet y creo que hace explotar la bomba, de otro modo, ¿para qué perder tanto tiempo en inventar, colocar y reencontrar un artefacto tan peligroso? Tras la explosión, creo que volverán al principio de la serie, del accidente. Sin embargo, mis amigos opinan que no va a pasar nada semejante, que el resplandor que se observa en el último segundo se debe a otro salto en el tiempo y no a una gran explosión; pero sigo pensando que no va a ser así, ya que hacía mucho tiempo que ya no se producían esos saltos. Ya veremos quién tiene razón.
Otro asunto que me inquieta es Claire; ¿qué le pasó por la cabeza para abandonar a su hijo y adentrarse en la selva? ¿Le dio un aire? ¿Se drogó involuntariamente con alguna planta exótica? ¿Se la llevó el humo negro? ¿Tenía compromisos laborales varios? ¿Por qué apareció después en la cabaña de Jacob junto al padre de Jack/o Jacob? Claire, ¿dónde estás?
Por último, Jacob; ¿en cuántos personajes más piensa transformarse? ¿Es él el humo negro también? Espero que no continúe engañándonos…
Mientras esperamos, impacientes, que llegue aquí la última temporada y nos sorprenda de nuevo, voy a echar una primitiva, hoy voy a tener suerte: 4, 8, 15, 16, 23, 42.

**

3 comentarios:

Ester Astudillo dijo...

Noia, jo ni idea, només n'he sentit campanes, però sé de gent que em mereixia respecte -ara ja no sé si me'l mereixerà- que la seguia amb entusiasme. A mi el poc que he sentit -no sé què d'un accident i una illa-, em recorda a El senyor de les mosques de W. Golding, i un final molt feliç la novel·la no té, ni així a petita escala, ni a nivell més general o filosòfico-sociològic. Així és que, us hi podeu anar preparant els seguidors/detractors;-)

Raquel Casas dijo...

La veritat és que és molt original i enganxa. Està molt ben feta i tracta temes diversos, com els salts en el temps. Te la recomano. Jo tinc moltes ganes de saber com acaba, quin vici!

carlesrull dijo...

¡Otra fan!! Yo también vivo sin vivir en mí y tan gran final espero que no sé, no sé.... Por si acaso, estoy revisitando los capítulos fundamentales para que no me pillen in albis en Enero.