martes, 24 de noviembre de 2009

Quintilla doble a la reina de las tapas.

Por Carlos Rull

Ínclita patata brava,

de España sangre y bandera:

domas y encantas sin traba

lengua, sentido y sesera.

Al chipirón, pincho y raba,

al mejillón, pulpo y seta

con salero das lección.

De mis viernes sino y meta,

yo idolatro tu receta,

mientras pido otra ración.



5 comentarios:

Carso dijo...

la verdad es que a estas hora, con el cateter intravenoso de cafeína no puedo pensar en patatas bravas, pero reconozco tu maestría en las quintillas, maese Rull, y el día en que me líe la manta a la cabeza y abandone el mundanal ruido para montar un bar de tapas en la conchinchina te aseguro que ilustraré mis menús con tus versos.

Carso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ester Astudillo dijo...

Olé, olé cómo se está poniendo esto! A la quintilla sólo le falta la guindilla pa'ser el súmmum de la españolidad, y eso que a mi el tapeo, ni fu ni fa. Molt bé, Carles, molt bé!

Óyeme, me sorprende el tapeo de los viernes: vos no laburáis en viernes? Lo typical Spanish no es los domingos??? Ay, ay, ay, que te veo con un pie fuera de la ínclita geografía peninsular!

Petó, wapuuuuu;-)

José G Obrero dijo...

Bueno, bueno, bueno. ¿No habrás propuesto, por un casual, esta semana temática para demostrar tu excelente maestría en estas lides? Muy bueno, mucho más que las papas bravas en viernes o en domingo.

Un abrazo.

carlesrull dijo...

Gracias, gracias. Espero poderlas disfrutar en breve con todos vosotros. Y mucha honra sería para tan humilde cincelador de pobres y escasos versos que éstos ilustraran algún menú de honrado mesón. Esther, el viernes noche, tapas y vinete. A ver cuándo te apuntas.