martes, 1 de diciembre de 2009

Los Piratas del Caribe


No sé por dónde empezar este artículo. La del Alakrana ha sido una odisea que ha generado tal cantidad de noticias que uno se pierde entre la marabunta mediática. Y sin embargo, hubo un pequeño recuadro en una página de la Vanguardia que despertó mi interés por encima del resto. La noticia se hacía eco del inmediato efecto mariposa que estaba teniendo el pago del rescate. De igual manera que el día después del sorteo de Navidad los banqueros rondan los barrios donde ha tocado el gordo, vendedores de todo terreno hacían negocio en Harardhere, la aldea de pescadores donde habían desembarcado los piratas. Es difícil ocultar 2’3 millones de euros, más si cabe en una población pobre de un país desahuciado como es Somalia. La noche del rescate Harardhere fue una fiesta donde hubo celebración, pero también tiroteos entre diferentes bandas. Atraídos por el olor del dinero tiburones de tierra adentro llegaron la misma noche a disputarse el botín con los piratas del mar cogiendo de por medio a la población de Harardhere.

A veces la realidad tiene ganas de ponerse coqueta y mirarse en el espejo de la ficción. La noticia que llamó mi atención lo hizo por ella misma, pero también porque escuché el eco de “La perla” una preciosa novela de Steinbeck. El narrador nos lleva a una playa que haría las delicias de Halcón Viajes, sólo que en el momento en que se sitúa la historia la economía de la zona se mantiene con la pesca y ocasionales hallazgos de alguna diminuta perla. La vida de nuestro protagonista es más bien miserable, hasta que llega el día en que se encuentra cara a cara con la madre de todas las perlas. Lo que habría de ser la solución a todas sus penurias se convierte de repente en el nacimiento de todos sus males. El rumor del hallazgo corre como reguero de pólvora, los comerciantes de perlas pactan entre ellos no pagar más que un poco por encima del valor de una perla mediocre y el protagonista se ve obligado a recorrer el largo y peligroso camino hasta la capital para vender su tesoro a un justo precio evitando que le maten y le roben por el camino.

Los piratas del Alakrana no se pueden comparar al humilde pescador de Steinbeck, la realidad no se puede comparar a la ficción. Eso lo explica Kalillu en un libro que ha escrito para denunciar las atrocidades que viven los inmigrantes africanos antes de llegar a Europa:

“¿Emigra mucha gente en su país?
Desde niño he tenido amigos sin padre: hombres que habían emigrado..., y nada se había vuelto a saber de ellos.

¿Nada?
Nada. Daba igual: mi sueño era desembarcar en el paraíso. Europa era el paraíso soñado: para los africanos, Europa es Eldorado.

¿Qué les hace creer tal cosa?
La televisión y los turistas. La televisión vía satélite nos trae series e imágenes de Europa, atractivas. Y vemos llegar a europeos de vacaciones: personas despreocupadas con dinero para comer, beber, bailar, gozar, gastar... ¿Cómo no vamos a querer lo mismo?

¿Qué fue lo peor?
Bandidos argelinos: asaltaron el camión en que viajábamos, nos desnudaron, nos quitaron el dinero... Una chica se tragó su dinero pero la vieron: la violaron delante de todos, y luego la rajaron con un cuchillo, le abrieron el estómago para recuperar el dinero.

¡Qué espanto!
Durante toda una noche nos metieron en unas cuevas, nos golpearon, violaron a las chicas. De día, afuera, vimos alrededor un área cubierta de huesos humanos...

Buf.
Vi esqueletos y restos de cadáveres humanos durante todo el camino por Argelia y el Sáhara. ¡Esa parte de África es un cementerio de emigrantes subsaharianos!”

Usted sobrevivió y siguió adelante...
En un centro de acogida trabajé un tiempo, gané algo de dinero, seguí luego camino con otros amigos, atravesando el desierto... Fueron muriendo deshidratados y me quedé con su dinero: ese era nuestro pacto...

No sé cómo soportó tanto dolor...
Me juré que si acababa el viaje contaría todo esto en un libro, para que todos lo supieran, ¡y sobre todo en mi país lo supieran!

Es normal, pues, que a estas alturas la realidad esté harta de mirarse en el espejo de la ficción con forma de parabólica. La noticia del todoterreno acababa con un dato significativo; preguntados por lo que querían ser de mayores, los niños de Harardhere lo tenían claro, ya no querían ser futbolistas de éxito, sino piratas del Caribe.

6 comentarios:

Mercè Mestre dijo...

És el problema dels paradissos, que la majoria són falsos, alguns d'opereta o de catàleg, alguns metafísics, però els pitjors són els que et condueixen directament a l'infern.

Però la pregunta sempre és la mateixa: qui ens informarà de la informació que ens desinforma i qui ens defensarà dels pirates que ens defensen de la pirateria?

Salut, Òscar!

José G Obrero dijo...

Muy bueno Óscar. Redondo. Mensaje clarito y zarandeador, sin caer en amarillismos: crudo. Vaya entrevista, por cierto. En fin, cada vez tengo más claro que vivimos en una burbuja y cuando la cara pobre hace su aparición en la burbuja (en forma de Alakrana o de otras violencias) entramos en shock.

Un abrazo.

Raquel Casas dijo...

Qué coincidencia, Kalilu vino hace unos días a hablar con mis alumnos sobre su viaje (y el libro donde lo explica), muy interesante y sobre todo muy duro... Quedaron impresionados y no es fácil con los adolescentes.

Ester Astudillo dijo...

Bueno, sí, ya se sabe: la realidad a menudo supera la ficción. Más a menudo de lo que nos gusta creer: basta con pelar la pátina de normalidad cotidiana.

Besazo, cronista oficial del 7v;-)

Carso dijo...

Sí, José, cruda como una suela de zapato, tanto que revienta cualquier burbuja de realidad-ficción en la que pretendamos guarecernos.
afortunadamente el testimonio de Kalilu logró atravesar la pátina de anormalidad cotidiana de unos adolescentes (bravo por la actividad, por cierto).
en cuanto a tus preguntas, Mercè, ya sabemos qué diría Bob Dylan, pero a estas alturas el viento lo ha comprado Iberdrola y no te puedes fiar ni de la tramuntana.

paula dijo...

Me uno a lo dicho por los compas y como creo, que solo le falta música...ahí va una que me encanta y que he pirateado.
Besazos a todos,tesoros je,je.
http://www.youtube.com/watch?v=wHwRGf3Olm0