lunes, 1 de febrero de 2010

Blue on the linoleum / Azul en el linóleum

To the memory of my sister O,
always in battle with pills and needles.
And yet she survived

Sólo quiero más
besos azules, quién, besos blancos,
falo químico para mi sonrisa, quién soy ahora,
falo químico de colores para mi cabeza baja.

Elena Medel, de [I will survive]', en Mi primer bikini

By / Por Ester Astudillo

So you don't think it's true
I could be the real pill for your pains.
I cried rise from the linoleum
improvising Dr. Frankestein's
sloppy operating theatre,
but you cut short of my words
sprawled there dead-fashion, a flayed weasel in my hut,
etching with your fated grin at my echo,
so Norma Jean-like,
your head low as can go.
So blue and down in the mouth.

Ignoring hunchbacks get special powers
for their lumps -so lacking in faith always, you bastard!

You tore at the contract settling
I would make your forte and you my mellitus
-which I enjoyed, your sugary surge in me
thrice daily jolting my already fucked homeostasis-
and now the papery shards come back
all drenched and puffy and sunken as you lay
and they drill and trill and shrill and frill and prick
and ache
willing to pin me down to the blue smudge of you
and I shriek rise, rise,
I'd kill for my dosage,
while I do for you the scarecrowing of unwanted returnees,
back, back. Retreat.
Father!
Let go of my Romeo. Let him live.
So blue and down in the mouth.

Looks like all I got to
was mimic Shelley's pen's jerky curls.


No creíste de verdad
que fuera a ser la bolita contra tus males.
Grité levántate del linóleo
improvisando el desorden en el quirófano
del Dr. Frankenstein,
pero me tapaste la boca,
lacio durmiente emulando a los muertos,
chinchilla desollada en mi choza,
y cincelabas con tu mueca (la suerte ya echada)
el eco de mis palabras,
¡tan como Norma Jean!,
tu cabeza baja abajo, tan abajo.
Tu cara tan azul.

Sin saber que quienes fueron contrahechos tienen poderes
a costa de sus gibas -¡tan falto de fe siempre, cabrón!

Trizaste el contrato en que acordamos
ser yo forte y tú mellitus
-¡cómo disfruté tus rondas de azúcar en mí!
tres veces al día, sacudiendo mi ya jodida homeostasis-
y ahora los dardos de papel vuelven,
mojados, distentidos, hundidos y tú allí postrado
y horadan y trinan, enaguas que cinchan, taladran
y hienden,
dispuestas a coserme a tu tizón azul abajo,
y yo chillo levántate, levántate,
mataría por mi dosis,
y ahuyento, espantapájaros, a tus monstruos regresados,
atrás, atrás. Fuera.
¡Padre!
Librad a mi Romeo. Permitid que viva.
Tu cara tan azul.

Parece que cuanto logré
fue emular los espasmos rizados
de la pluma de Shelley.

12 comentarios:

Mercè Mestre dijo...

Waaawwwwwww, va de monsters! Em sona, xati (bryupokfdj, o no).

És clar que... anem per parts: com és aquesta combinació de Frankenstein, Norma Jean, diabètics accelerats i Romeo i els troglodites?

Un diàleg entre la bella i la bèstia, el bèstia i la lletja, un monòleg dialogat entre bessons o un esquizodiàleg?

Jo avui necessito resposta barriosesamera perquè estic espessa, espesseta com farineta grumollosa i només amb tassa de til·la a l'estómac (a aquestes alçades ja no sé a quina alçada).

La intriga me corroe. Ja ho veus.

Ai! Buscaré "Elena Medel" a sant Goog, a veure si pillo pistes.

Cloruroglucèmica em quedo pa los restos.

Monsterpetons

Ester Astudillo dijo...

Sí, sí, l'ibuprofè va molt bé per a la monstruïtis -pal·lia els símptomes autopercebuts. Els que percebin els altres... ja s'ho faran, tu.

P'ala esquizoiditis l'ibuprofè no fa, necessites un psicotròpic com a poc, si pot ser en vena.

Per a la verborrea dialèctica, no sé si els herbolaires tenen algun remei d'aquests de les àvies. És evident que jo no me'l prenc.

Per a l'escoliosi, només hi ha solució quirúrgica, i també és obvi que jo m'he decantat pel no.

Per a la glucèmia, això és vox populi, hi ha una coseta que es diu insulina, que te la punxes tres cops al dia al greix subcutani de la panxa i et quedes com a nova. Per què et penses que anem a un vegeta, doncs? (hu hu, que cabrona sóc).

Per a tota la resta, píndoles blaves, monodosi o macrodosi, as you like it. Si és macrodosi, però, de vegades passa que t'excedeixes, i no pots tornar enrere. Llavors xof. Fi d'escena. Baixa el teló. The end.

T'ho he aclarit un xic, o he fet més garbuix?

La jorobada de Nôtredame;-)

See you (tomorrow if possible);-)

Carso dijo...

yo necesito un vademecum para aclararme con tu recetario, o mejor el dioscórides.
a todo esto, y hablando de monstruos, ester, eres una devoradora de libros, y además haces la fotosíntesis con lo que lees como las plantas medicinales hacen lo propio con el sol. te tragaste a medel y lo sintetizas en un suspiro rimado de tripi. eso son digestiones y no las que da el bicarbonato!

a todo esto, me encanta el mensaje de tu bolita anaranjada en el google. i promise to you to not disturb (o cómo meter más faltas de ortografía en inglés que palabras)

Mercè Mestre dijo...

Aaaaaaaah! Ara ho he entès tot.
Quilo de blaves, nor nor!

Ester Astudillo dijo...

Viste, pibe? Bárbara la fórmula, eh? Es que no hay cómo nacer con la boca grande e ir enseñando los dientes (por lo de la bolita, digo). Un Martini, invita a vivir.

Jaja, como las plantas, chupo el carbónico, y hago con él maravillas, y sin clorofila! De todas maneras, Carso, es que en esta materia y lamentablemente, tengo mucho trecho andado. La Medel sólo fue la puntita del iceberg, inferior al 10%. Punto pelota. Pero no es un recetario, eh? O sea, no es un cuento ejemplarizante, ni mucho menos.

Qué es el dioscórides? También soy ijnorante, eh?, no te vayas a creer.

You never disturb, darling -viste que sé también ser una dama (de alta cuna o de baja cama, jaja).

Això Mercè, quilo de blaves noor noor.

See you soon, sweeties;-)

Carso dijo...

el sr. dioscórides fue médico de nerón, médico naturista. escribió un tratado de plantas del mundo mundial gracias a los viajes que se dio con las tropas romanas (era médico militar). el caso es que su obra tuvo mucha difusión, y todavía los tratados de plantas medicinales se hacen llamar así. yo es que soy vegeta y plantívoro (de setas, marías y otras cosas verdes). por eso os llevo a un vegeta [sic, ya hablaremos].
intuyo que elena y su primer bikini habrá sido, como tú misma dices, el 10% o menos, la simple chispa que haya hecho detonar tu big ban poético. la pregunta es, ¿cuántas detonaciones tienes al día productora amiga?
ala, a practicar con la bolita!

Ester Astudillo dijo...

Joer, Carso, ni que fuera una bomba! Aquí el productor, además, plantívoro o plantígrado, como te hagas llamar, eres tú, no? No elegiste tú el vegeta? [sic, ya hablaremos.] Es todo broma, hombre. No soy diabética, no no no!!!

Yo de plantas, como puedes observar, poca cosa. Me va más la química, jaja! La producción, depende del día: de lo que me rieguen o me den de comer ;-)

Ps. a practicar, con o sin bolita!!!

paula dijo...

Anda que ya te vale,me puedes cambiar el ibuprofeno,soy alérgica,por el efferalgan ,cual jorobada de votredam....te lei anoche y toda la noche ando dandole a la aguja para recoser romeos....la verdad es que templao,templao no me ha salido....pero lo he rellenado de enredaderas y trepa por las hojas para dar besitos azules,hasta ponerse moraos je,je.!Madre lilith,comprame unas botas....!!!!!.
Bueno, te dejo que me invaden los alumnos.Como siempre sister,rizando el rizo de la irónia con azucar de ternuras...me voy a hacer adicta.Muacks.
Ps)Igual te llevo a Romeo,es vegetariano je,je.

Ester Astudillo dijo...

Paulita, Paulita, qué ganas tengo que llegue el domingo. Te escribo, mírate el hotmail, chati, que nunca sé si te lo miras o es que pasas de mí.

Tú también eres del club de las insomnes diabéticas? No me j.!

bueno, tú traete a tu romeo, vegetariano, cosido, azul o morao. Ya veremos qué hacemos con él. A ver si va a ser jorobao también! Vaya pinta vamos a hacer, entre jorobaos, camellos, diabéticos y ovolactoetc. Y yo con mi botellita de cava: me la pueden meter en la nevera, porfa! Te digo yo que no nos dejan repetir ni de coña, y más con el zapateao sobre la mesa. La próxima, como proponía Mercè, en un asador medieval, sin cubiertos ni necedades tipo servilletas, platos y delicatessen modernas. A dentelladas, como en el mundo natural.

Un muerdo glucémico, chati. Pero no te acostumbres, que si te enganchas es jodido. Te lo digo yo, jaja!

Muax, hipermega XXL kisses, see you very soon. Check your mail;-)

Antonia Martos dijo...

Hola a tots. Felicitats pel poema Ester. A més, me n'alegro que facis referència a l'Elena Medel i a I will survive. Vigila no et passi com a Elena en el seu poema que volia "volar y volar como Campanilla (...) de la mano de sus amantes, que dicen cosas bonitas como estigma, princesa, miss cabello bonito, asteroide".
Una abraçada,
Antonia

Ester Astudillo dijo...

Ohhh ohhhh, volar he volado, compañera. Y me he estrellado, vaya que sí, como un vulgar asteroide, aunque nadie vio mi fuego, ni mis llamas; y ardía allí, en Vratislava, en el círculo polar, en el golfo de México, muy lejos, sobre la corteza terrestre, tan fútilmente como un vulgar asteroide cualquiera.

Nunca fui princesa, por eso, ni miss cabello bonito. Para eso hay que llamarse Elena Medel, o Virginia Woolf, o Norma Jean con un alias cualquiera, o ser judía esquenazí con ancestros difuntos en Auswitchz (brrrrr, la ortografía del alemán qué jodida es!). Mi apellido es sin duda judío, pero sefardita, ai las! Ni siquiera es oriúndo de donde debiera (debiera?) serlo. O sea que cuando se tercia, bolitas azules, bolitas blancas, y todo vuelve a su orden natural, the great chain of being.

Gràcies, Antònia, si t'ha agradat. És una mica exabrupte, però et juro que està editat, post-editat i retropost-editat.

Ens veiem mooooolt aviat. Ja et dic algu ;-)

R.P.M. dijo...

Torrente creativo y sonoro. fuerza expresiva que te atrapa. Eres un crack, Ester.