martes, 2 de febrero de 2010

Siéntate

Por Carlos Rull

Siéntate aquí a contemplar el mundo del fin.

Siéntate aquí y mira las cometas de barro,

las ruinas del papel y la palabra y la pasión,

la procesión de gasolineras abandonadas.


Siéntate y mira con tus retinas agostadas.

Contempla el ciclo de las crías de asfalto,

otea el discurrir de los ríos del tedio.

Advierte

el cansancio feroz de los diccionarios.

Escucha

la carcajada mordaz de las gramáticas.


Siéntate y no hagas nada.

Sólo percibe

- desde el silencio de las medusas

y el cansancio infinito del agua -

el limo infértil de tu tiempo.

Soporta

el jadeo medroso de los surcos violados,

Sufre

el hálito ahogado del viento lacerado.

Sabe

el filo inabarcable y vano de las cosas.

9 comentarios:

Carso dijo...

he tenido la sensación de estar leyendo una escultura cincelada en la bruma, una escultura en el borde del abismo, como el peine de los vientos en donostia, o un puente largo (como el de la foto, como los de Eiffiel) que se acaba en nosotros mismos.
bravo poema.

Ester Astudillo dijo...

Infiel y burda naturaleza, estéril al fin y al cabo, que acaba siempre en gasolineras (cómo da de sí la imagen!), en asfalto, no en puentes, en torres altísimas desde donde los bravos ponderan si seguir mirando, sentados, el filo del sinsentido de las cosas o, simple y llanamente, dejarse acoger por la bruma.

Molt maco poema, Carles. Poco pero BIEN, menos lobos, caperucito!!!

Molts petons, and see you soon;-)

Mercè Mestre dijo...

"el mundo del fin", quina finestra més suggestiva!

I que ben contemplada per l'alquimista!

carlesrull dijo...

Mi ego os da las gracias, compis. La foto está tomada en el Montseny, durante un brumoso paseo de diciembre. Lo de las gasolineras me lo sugirió el poema de José de la otra semana, gracias de nuevo. Como caminante en el mar de niebla, Óscar, qué gran lector estás hecho. Entre la bruma suele encontrarse lo poco - y mucho - que merece ser encontrado. Seguimos contemplando.

José G Obrero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José G Obrero dijo...

Agradecido de que mis palabras sugieran poemas de este calibre. Pero, Carles, tu poema tiene unas maneras clásicas y un corazón contemporáneo, de alquitrán y abandono. Siente nostalgia de un mundo terminado y entrevé la ruina (o se precipita directamente). Me ha gustado mucho, compañero.

Un abrazo.

paula dijo...

¿ya puedo levantarme?....creo que los pájaros han vuelto y andan alzando las mangueras,para posarse con sus trinos.
Me ha encantado el carcajeo mordaz,de un soñador de nuevos alfabetos.
Un abrazo capi.

Antonia Martos dijo...

Los versos "Sentarse a mirar la pasión", "no hacer nada" me sugiere LA FUERZA para luego levantarse e ir hacía la pasión, la palabra....
Felicidades,
Antonia

R.P.M. dijo...

Te estás superando a ti mismo y ya es difícil, compa. Nos vemos el domingo y te felicitaré personalmente. Un abrazo