martes, 23 de marzo de 2010

Lógica educativa

Por Carlos Rull.

Hubiera querido publicar hoy un microrrelato ingenioso y sorpresivo que dejara al lector colgado de la duda y atrapado en la incertidumbre. O bien un poema de oscura luminosidad en el que se intuyera la alada insinuación de un estado del alma. O tal vez unos versos llenos de amargura y derrota.

Hubiera preferido, en resumen, no incurrir en la permanente insatisfacción del inútil y poco consolador desahogo, pero no puedo evitarlo. Así que, por causas ajenas a la compañía, escribiré un post lleno de amargura y derrota sobre la educación. Otra vez.

La semana pasada no participé en la huelga que convocaron los sindicatos. Y no por falta de convicciones. No por ausencia de motivos. Hay convicción, hay motivos, a montones, a raudales, un diluvio de razones que justifican y legitiman todas las huelgas que se quiera. Pero no así. No para bailarle el agua a unos sindicatos trasnochados, apoltronados en su miserable endogamia corporativista.

Por eso escribo esto, supongo. Porque quiero dejar claro a quien le pueda interesar– esto es, básicamente, a mí mismo - que si dejé de participar en la huelga no fue porque comulgue con las medidas del Departament d’Educació - ni por asomo – o porque me traiga al pairo lo que unos y otros hagan. El Departament d’Educació está empeñado en la metódica, sistemática y definitiva deconstrucción de la educación pública, culpando incansable y desvergonzadamente del fracaso al profesorado. Mientras tanto, los sindicatos se dedican al voluntarioso e interesado mugido de consignas antediluvianas. ¿Dónde refugiarse?

Dicho esto, y para concluir, dejo tres ejemplos reales para la reflexión. Podríase titular lo que sigue de esta manera: “El curioso caso de la lógica educativa en Catalunya”.

CASO 1

Problema:

El alumnado de ESO y Bachillerato tiene problemas tanto de expresión y comprensión escritas como de expresión y comprensión orales.

Solución.

Reducir las lenguas Castellana y Catalana y la Filosofía de tres a dos horas semanales en Bachillerato.

CASO 2

Problema:

Los institutos están mal dotados y el profesorado poco preparado para la enseñanza con nuevas tecnologías. El nivel educativo es muy bajo.

Solución.

Reducir el presupuesto de los institutos y regalar (o pagar el 50% de) ordenadores al alumnado.

CASO 3

Problema.

Número excesivo de alumnos/as por aula.

Solución.

Reducir el número de profesorado.


5 comentarios:

Ester Astudillo dijo...

Welcome home, baby. 'Cause this is the world, baby. Welcome home.

A ver, Carles, la solución al problema no es precisamente brillante, o sea que de 10 para abajo. Pero, ¿y el planteamiento del problema? ¿Podemos regalarles un aprobado por un buen planteamiento?

Jeje, és conya, eh!, òbviament. La Renun sí va fer vaga. I les meves orenetes també, bueno, els seus mestres vull dir. Encara que segons ho van voler vendre als pares, van utilitzar arguments per apaivagar el possible soliviantament dels pares per la vaga més que no pas motius de fons.
Possiblement ningú sap quins són els motius de fons de res -almenys no el 70% que ocupa la franja central en la campana de Gauss.

So, this is the world. I want out!!!

Muax;-) jefe, ja està bé, no??? Dónde tienes el pelo?

Mercè Mestre dijo...

Què necessita la societat: pensadors crítics (llengües, filosofia...) o clients-consumidors acrítics (alumne+ordinador- preparació=boboplay)


"La supervivencia de nuestra especie depende ahora de la imbecilidad, del mismo modo que antaño dependía de la inteligencia."

"Nadie tiene tanta determinación como el que no sabe adónde va."

"La escuela, de hecho, es un instrumento muy poderoso para nivelar las facultades intelectuales a la baja."

Una vez tocado fondo, se puede seguir excavando."


Pino Aprile, "Elogio del imbécil. El imparable ascenso de la estupidez". Ediciones Temas de hoy. Madrid, 2002

etc., etc...

Anónimo dijo...

Claro, yo hice huelga apoyándome en el sagrado Aristóteles, que dice que la cosa pública no debe nunca parecerse a la privada (Política, II). Bueno, yo sólo leo a Aristóteles a través de Santo Tomás, pero para el caso es lo mismo. Pero coincido contigo absolutamente en lo que dices sobre los sindicatos, que luego ponen la manita para cobrar lo que haga falta. Ese desengaño explica que no haya sido un éxito el día de huelga.

En el fondo, subsiste la convicción, más o menos íntima, de que esto no tiene remedio, y de que el departament d'educació simplemente es un servidor del ministerio del interior, que le ha encargado resolver el problema de la inmigración: los españoles serán cada vez más incultos, así que volverán a trabajar como antes, desplazando del mercado laboral a los inmigrantes que se conforman con hacer de camareros, barrenderos, basureros, etc. Trabajos todos ellos muy dignos pero mal pagados.
Sor Renun

Carso dijo...

teniendo en cuenta la materia prima de este blog, es decir, las personas que estamos detrás, cuya profesión es en buena parte la de profesor, más el hecho de que quienes no somos profesores pero estamos interesados en la cultura desde su concepción más amplia y ambiciosa, más el hecho de que la educación forma parte no ya de los fundamentos de la persona sino de los fundamentos de nuestro futuro... tu artículo, pese al desahogo y la insatisfacción, es igual de necesario que bienvenido.

me apunto la cita Mercè.

paula dijo...

Ay!!! a pesar de la menopausia,como me duele,hasta en los partes de mis partes, cuando me baja la ESO y como me siguen cabreando mis ex...haciendo memorias de sindicalista...recuerdo porque pedi el divorcio,aunque sigo pgando una metafórica afilación a la esperanza de cambio...pero un adicto al discurso...solo desemboca en un mar de palabras.
Bueno compa, en toda lógica se justifica que los mediocres llegan a su fin....el final parece que tarda.
Como siempre, buen y justificado cabreo y a mi, personalmente, me consuela oir voces próximas.
un besazo y ánimo por lo menos estas pascuas que nos hacen,seran vacaciones.