sábado, 3 de abril de 2010

LAMENTO DE UN BLUES

Por Antonia Martos

"Adonde ningún camino estaba trazado
nosotros hemos volado."
Rilke


Nunca fuiste mi anestesia
por eso marché,
por la salida discreta,
por la puerta del fondo,
sin hacer ruido.

No tuve que gritar
la hora de la estrella
llegó
sin marcas en mi espalda,
sin cenas
sin besos mañaneros.

Fue en una tarde tranquila
cuando tu muerte
se acercó
azul
como el lamento
de un blues
sin roces
ni caricias.

.


2 comentarios:

Carso dijo...

de tu poema sale humo, el humo de un cigarro de alguien que escucha en silencio el lamento de un blues. blue in the face, la película, o kind of blue el disco miles dives.
sin roces ni caricias.

Antonia Martos dijo...

Hola Óscar, la letra final de Blue in the face cuando dice "no hay tiempo que perder, baja el ritmo, te estás poniento azúl, azúl, me ha recordado al final del poema que escribí. No lo había pensado.
Un abrazo,
Antonia