martes, 22 de junio de 2010

Si digo

Por Carlos Rull

Si digo - solo – sólo silencio,

si urdo blancos mutismos, conciertos

sordos, afónicas melodías

sin olor ni latido ni pálpito,


si concedo mi tiempo virgen,

mis palabras aún no dichas

a la gélida ausencia,

a la lógica renuncia,


¿qué me queda?,

¿qué soy?


Me abandono al flujo mugriento

del silencio abatido,

me dejo ser no ser,

digo sólo silencio,

digo solo silencio.

Y hasta el olvido olvida olvidarme.

¡Ah!

Ya nada se comprende.


De la imagen: http://imanoltxu.blogspot.es/1220999280/silencio!!!/


3 comentarios:

José G Obrero dijo...

Carles: desde el momento en que lo has escrito se acabó el silencio y llegó el poema, bien trenzado con esos hilos. Como decía Chantal Maillard que le debo a Ester:
No ha silencio, no mientras se dice
hay hilo, otro hilo, la palabra silencio dentro.

Un abrazo.

Ester Astudillo dijo...

Entonces lo leíste, José?
Si es que sí y le sacaste provecho ya es. Porque es material espeso y explosivo.

Muax;)

José G Obrero dijo...

Hola Ester, lo leí y lo quiero volver a leer (lo saqué de la biblioteca pero es un libro que merece la pena comprar y subrayar).

Un beso