lunes, 20 de septiembre de 2010

Newton 2.0


A los adoquines de la gran urbe
veintitantos años atrás



Por Ester Astudillo


Este pinchazo en los muslos

¿habré caminado en exceso?
Un domingo de intramuros
en invierno
como otro domingo cualquiera:
el canódromo a un lateral
con los toros a pocas cuadras
y los viejos verdes de siempre
aireando entre apuestas la calva al sol;
los neones y el Paralelo
reparan su vela a mano izquierda.

Probé agua con azúcar
como la abuela decía.
Pero caducó su química:
quedó obsoleto el lactato.

Probé unas abdominales -
cretina creencia monjil
que compensar todo lo arregla.
Probé a dormir boca abajo.
Probé con los ojos vueltos.
Atravesada en la cama
y con las piernas pendiendo.
Y el cabezal hacia el norte.

No hay cura más que los días
-se escuda el fisio.

El firme irregular
del Eixample
tuvo la culpa, estoy segura.

"Y debo alegrarme en primer lugar
-me informo- de que exista g":
"sin ella" –sigo leyendo-
"sería basura cósmica,
un vacío entre dos cuerpos,
polvo en la cincha abisal
o esclava de una enana roja."

Ni por un momento dudo
de lo cierto del argumento.

Aun así, por si hay quien lee estas líneas,
no comprendo el uso en el libro
de la palabra "alegrarse".

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya, vaya, un poco de rima por fin! Pero no me ha gustado nada los de "cretina creencia monjil", oiga, que siempre se mete con nosotras, parece obsesiva. A lo mejor es que le hubiera gustado estar de novicia, no sé si por lo de "nova" o por lo de "vicia", pero el caso es que alguna estancia conventual y tendría otra experiencia de esos viejos verdes, que también los había en mis tiempos. Claro, luego las monjas nos hicimos modernas, y los curitas tuvieron que asaltar niños indefensos, los hijos de puta, con perdon.
Sor Renun

Anónimo dijo...

Qué majeta Ester!

Ester Astudillo dijo...

Rima, Renun? Qué cacofónico! Me perdí lo de novicia, sí, snif!

Majeta es poco. Filones y filones de majedad encierro, si tal cosas existiere. Aunque preferiría saber quién dice tales cosas, ni que sean dichas al revés.

Salut etc.

Mercè Mestre dijo...

La culpa de tot la té el plasta de Newton. Si no hagués descobert la punyetera llei, vés a saber per quin coi d'òrbita ja aniríem ara... la de viatge que ens hem perdut!

Ah, i res de lactato, compa: ester-illa elèctrica (si plou, no, que atreu llamps) i tira milles...

Muax ;)
Cuida't i no et punxis.

Ester Astudillo dijo...

Que ets mona!

Viatges siderals, sí, puto Newton, i sense LSD ni òsties, a pèl. A més d'estalviar-nos alguns maldecaps de fórmules etc.

Jo porto el canut en vena les 24 h tos els dies de la setmana, què vols que no em punxi? Les genives, poder, que no queden estètiques?

Petó, guapa;)