domingo, 19 de septiembre de 2010

Es pronto todavía.


Por Rufino Pérez




Las palabras chocan,
hay un muro invisible,
no llegan,
se quedan en la ventana
de color violeta.

Dentro, sólo
habita
el misterioso volcán
que convierte los atardeceres
en la luz
más cegadora del día.

Callad,
no deis importancia
al sonido del viento.
Es pronto todavía
para el oído musical.
Aunque pueda recitarte
la melodía completa,
tal vez sólo en los silencios
habita el sentido.

3 comentarios:

Ester Astudillo dijo...

Words, words, words. The rest is silence.

Kss

Mercè Mestre dijo...

(En veu molt baixeta) Rufino, t'és impossible despertar-te i parles des de dintre del somni? Llença el despertador per la finestra. O millor encara: llença la finestra pel despertador. Shhhhhh!

Antonia Martos dijo...

Hola Rufino. Bonito diálogo con el silencio. Vicente Valero en un poema titulado "No es el silencio..." decía que no es el silencio aún (...) sino el espejo roto en mil pedazos del silencio, y en él se miran exhaustos, los pájaros del Norte. En mi cansancio estaba mi principio".
Me quedo con tu final "tal vez sólo en los silencios habita el sentido".
Un abrazo,
Antonia