lunes, 25 de octubre de 2010

Objetos cotidianos


Por Ester Astudillo
en la semana temática de las 3 palabras
(silla, triángulo, metáfora)


Vaso: recipiente cóncavo de medio tamaño, construido a partir de materiales diversos, que cobija un líquido, generalmente usado por los humanos para beber de él aplicando a su borde los labios.

Mesa: superficie mueble donde los humanos dejan descansar al vaso durante el evento diario de la comida.

Silla: mueble complementario a la mesa, generalmente fabricado en madera y sobre el cual, por cuestiones de comodidad, suelen reposar sus ancas los comensales.

Familia: reunión arbitraria de personas, especialmente en torno al evento diario de la comida, con la peculiaridad común de compartir entre ellas mayor proporción de ADN que la de la población estándar.

Reloj: maquinaria de muñeca o de pared que marca el momento en que se da por iniciado o concluido el evento diario de la comida.

Navidad: periodo anual iniciado a partir de un punto horario determinado, coincidente en términos generales y en nuestras coordenadas con el solsticio de invierno, en que las comidas son más copiosas e indigestas que durante el resto del año.

Triángulo: artilugio simple y metálico con dicha forma geométrica que algunos miembros de las familias utilizan a modo de instrumento de percusión para amenizar las veladas navideñas.

Alfombra: superficie textil cubriendo el suelo, con forma cuadrangular y de uso doméstico y en que, para protegerlos del frío característico de la época, descansan los pies de los comensales durante las veladas navideñas.

Profilaxis: medidas higiénico-salubres previas que deben tomar aquellos usuarios de las alfombras que opten por un uso no canónico de las mismas.

Metáfora: la metáfora no es un objeto cotidiano.

6 comentarios:

Poe + dijo...

Profilaxis previa y a posteriori. Higiene completa.

Ester Astudillo dijo...

A posteriori del uso no canónico, a priori de la infección, sr. apostillero toca-huevos. Pro- siempre significa antes de, esa etimología latina la veo un poco oxidada...

Poe + dijo...

Tú y tus líos sempiternos con las clásicas: no es etimología latina, es griega. pro: anticipación, a favor + filakos: protector.

Y la profilaxis puede ser conveniente a posteriori si el uso no canónico tampoco lo es aquí te pillo, aquí te mato.

Ester Astudillo dijo...

Es que lo clásico no me va nada, sr. milico. Yo soy de modelnas, modelnas....

Anónimo dijo...

Ya está usted otra vez liándola contra la sagrada familia, que por supuesto come en una mesa y sesienta sobre sus culos, entorno al cabeza de familia, pater familias, etc. Cualquier excusa es buena para dejar en ridículo esta institución natural sin la cual usted no habría aprendido nada de lo que le conviene saber a una mujer, y que su madre le debió enseñar en el momento preciso en que usted lo precisó precisamente cuando menos se lo esperaba. Claro, ahí estaba su madre para pararle los pies debidamente. Y ahora, desagradecida, arremete usted subrepticiamente contra el único resorte natural que rpeserva a las personas de males mayores, el único profiláctico eficaz contra la tonteria adolescente. Y que lo sepan: profiláctico viene de "pro" (pero en catalán)"fil" (hijo en catalán) "làctic" (leche en catalán): "pero, hijo/a, vaya leche te vas a dar como sigas por ese camino, pendón, zorra o similar".
Un saludo,
Sor Renun

Mercè Mestre dijo...

Malgrat la meva afonia bacteriana d'aquests dies, contraopino: la metàfora sí que és un objecte quotidià. I, si no, què raviolis és la pasta de dents? Una nova especialitat italiana? Un nou tortell de reis amb una denteta-sorpresa embolicada en paper de plata, les dents d'algun encertant de la Bruixa d'Or? Noooo, molt més vulgar: una metàfora que serveix per raspallar-se les perles de la boca.

Ps. Prometo que aquest any incorporo el triangle a les meves sobrecadires nadalenques (des del fons del menjador se sent un: òndia noooooooooooo!)

;)