martes, 2 de noviembre de 2010

Bonovos


El eslabón perdido ha dejado de ser un mito por confirmar como lo son todavía El Dorado o el cerebro en la cavidad craneal de los hombres. Así lo han confirmado unos científicos de Petrogrado que quedaron aislados de la Perestroika por una fuerte nevada en los años ’80. Pese a la ruda tecnología de sus laboratorios, Gari Chiulescu y sus colaboradores han hallado en la tundra siberiana los restos del que han bautizado como Homo Bonus debido a que nuestro ancestro lo es también del primate conocido como Bonovo con el que compartimos el 98% de nuestro código genético.
Para nuestros lectores no duchos en zoología apuntaremos que los Bonovos se distinguen del resto de primates (así como del resto de animales) por haber substituido la violencia por el sexo a la hora de resolver cualquier conflicto. Lejos de pegarse entre ellos, prefieren liberar sus tensiones a base de orgasmos. Miembros de una sociedad matriarcal, los Bonovos hacen sexo cara a cara, se besan con lengua, se masturban, hacen sexo oral o copulan entre todos los miembros del grupo no importando género ni parentesco exceptuando sólo madre e hijos.
Las primera declaraciones del Vaticano así como de la Condederación de Creacionistas es la de excomulgar, y cito textualmente, “a esos científicos rojos”. Lejos de amedrentarse Gagari y sus compañeros afirman que si el ser humano no se pasa el día copulando es porque estamos sometidos al otro eslabón de la cadena cuyos orígenes están ligados a los del chimpancé, primate agresivo por excelencia pese a la bondad de la mona Chita y con una estructura jerárquica en su sociedad que seguramente habrán heredado en sus genes militares, miembros de la curia y jefes de recursos humanos.
Al finalizar la rueda de prensa, Gagari y los suyos hicieron gala de sus ascendentes genéticos invitando a los periodistas a liberar sus tensiones en una orgía, ya que ellos habían agotado todas las posibilidades matemáticas de juegos entre ellos.

Sara Carámbanos, Petrogrado

6 comentarios:

Ester Astudillo dijo...

La deriva genética es lo que tiene... que cohabitan homo erectus con homo sapiens sapiens.

Y la numerología también: que se aplica el término erróneo a la realidad equivocada.

c'est la vie!
;)

Mercè Mestre dijo...

Flower power total! (¡quiá, si eeees queee la caaabra tira aaaal moooonte, rediez!)

Hodidos chimpanzotes!!!

José G Obrero dijo...

A follar todo el mundo y viva la Pepa, ahora cuando te toque hacerlo con el presidente de la CEOE vas a alucinar, amigo.

¿Sara Carámbano no es la que está con Casillas?

Un abrazo.

Carso dijo...

el presidente de la CEOE? a ese por detrás, y sin vaselina, como hace él con los obreros (y no me refiero a vd por mucha obra que tenga, maese josé).
a un chimpancé denle un triángulo y una silla y que se líe la metáfora a la cabeza. y a los bonovos... que nos dejen folgar tranquilos.
fucking power!
;-)

Crispeta dijo...

Como futura psicóloga diria que follar follar pero tambien hablar para solucionar la fuente de las tensiones jj. Ya habia oído hablar de los Bonobos, increibles.

Juan José Toro dijo...

Lo cierto y rescatable del tema es que un buen método para controlar los impulsos de las manifestaciones parafílicas es erotismo (autoerotismo) todos los días antes de entrar en contacto con los demás.

Psicólogo