jueves, 7 de abril de 2011

Bloody Blonde


Por Raquel Casas


La joven-deconocida-que-encontré-en-un-bar al final me dijo que ya no soñaba conmigo, ni con ovejas eléctricas; ahora solo se le aparecían imágenes de la guerra.

- Oh God, I’m so bloody blonde sometimes!

Quizá tenga los recuerdos implantados, como Rachael.


*