jueves, 21 de agosto de 2008

Black Girl


Por Raquel Casas



Si alguien te arrastra por las muñecas hasta la playa, llena de piedras, no le digas que no crees en dios ni en mitos.
En Latakia las mujeres se bañan vestidas. Alguien las podría confundir con borrachas porque las olas las arrastran.
En la orilla hay una mujer vestida de negro, muy tapada para protegerse del sol. Ella no quiere ir a la fiesta. Vino a tocarme el pelo, a regalarme un collar de perlas y a repetirme que no, no quiero ir a la fiesta, que más da si me gustan los antihéroes y la copla. Una noche me quité las medias para fotografiarme. Sólo polaroids, sin flash. Sin fotografías no hay recuerdos.
La mujer negra tiene marcas en los brazos, un tatuaje en la ingle y la mirada desierta. Antes de levantarme para ir otra vez a bañarme le pregunto por qué viste de negro y me responde que el blanco la deslumbra.


Antes de entrar en el mar, alguien me aprieta la muñeca izquierda.


**


4 comentarios:

CMG dijo...

-----quién te coge de la muñeca, la mujer de negro?

Un abrazo

Cristina

Raquel Casas dijo...

No lo sé, he cerrado los ojos y me he metido en el agua, sin mirar...

Un abrazo!

R.P.M. dijo...

Sin fotografías no hay recuerdos... en color, los hay en blanco y negro. El agua, las olas,el mar... se nota que estamos en verano. Un abrazo y como siempre una alegría leerte.

Raquel Casas dijo...

Sí, es verano aunque con los ojos cerrados.
Gracias! Igualmente!