domingo, 3 de agosto de 2008

GATO NEGRO I

Por Rufino Pérez

Estoy harto de los lacitos rosa, rojo, azul, azul pálido, rosa palo, amarillo, violeta... y de cualquier color. Soy un gato negro y no me gustan los lazos.

Aquellas gatitas burlonas me tienen frito; coquetean conmigo y se ríen de mis lazos. Ah, las gatas, son como las mujeres, felinas y avispadas.

Y mira que me quejo y trato de escabullirme cada vez que mi “simpática” dueña-humana me quiere poner un lazo. Hasta le arañé un día. Pero me castiga sin comer si no me dejo poner el lazo.

¿Por qué se empeña en ridiculizarme? Pero, algún día...

Y ese día, había venido mucha gente. Mi querida amita me había puesto precisamente el lazo rosa. Y todos me decían:”¡Oh, qué gatita más linda!”. A más de uno le hubiera arañado, pero...

Mi amita se fue a la habitación. Tenía que cambiarse rápidamente, ponerse un pantalón a juego con la preciosa blusa que le acababa de regalar su novio. Escogió uno, ajustado, de los que realzaban su figura hasta hacerla incluso guapa. Se lo puso, bajó al salón y se entregó a una animada y postural charla con los amigos. Su novio sonreía complacido al ver el gesto de ella que lucía la blusa encantada. Yo también sonreí igualmente complacido al ver ese pantalón tan bien combinado. Me acerqué a ella. Y cuando en medio del salón, se agachó para coger a su lindo gatito y arreglarle el lazo, todos supieron lo precisa y cortante que puede ser una uña de gato sobre las costuras de un pantalón. Todo un día de fina costura en varias prendas de mi amita, había merecido la pena.

Ahora, después de andar de vagabundo por la calles, una tal Morgana me ha ofrecido trabajo. Me ha dicho que le gustan los lazos, pero de amor y cuerpo, ¡ah!, y que le gustan también los gatos negros. Me encanta.

2 comentarios:

Cristina dijo...

En mi familia hay dos gatos negros, uno se llama mico, y lo rescaté de una bolsa de plástico y el otro se llama dinyu (de ronaldiño). A mi me encantan los gatos negros...son como pequeñas panteras... eso si, animales, sin lazos ni gomitas para el pelo.

R.P.M. dijo...

Hola Cristina. Cómo va el verano? Es una alegría saber que todavía hay amigos navegando en la red.El gato es un animal muy personal, muy suyo, sociable pero a la vez necesitado de su espacio. Y sin adornos mejor. Me alegra compartir ese cariño por los felinos. Un abrazo.