martes, 2 de junio de 2009

Del esfuerzo y de las subvenciones.



Por Alejo Dido.

El Barça ha arrasado con todo. Felicito a los campeones, al entrenador y al correspondiente porcentaje de afición civilizada. Sotovoce, sin embargo, maldigo a los garrulos que la noche del miércoles - y otras dos anteriores - inundaron las ciudades de bárbaro griterío, de vandálicos desahogos y zafios petardeos hasta bien entrado el cansancio ajeno. Esa noche nada quise saber del mundo real: me refugié bajo unos auriculares a todo trapo (Antony and the Jhonsons, para información de curiosos) y una buena lectura (Céline, Viaje al fondo de la noche, para los mismos) hasta que me entró el sueño. La mostrenca algazara me pasó casi completamente desapercibida.

Igual de desapercibida parece haber pasado a muchos la medida que, mientras la disciplina férrea de Guardiola conducía a sus jugadores a la gloria, aprobaba el hispánico gobierno en pro de la aún más hispánica desidia, la imperecedera mediocridad ibérica, la pollinada general y el aborregamiento colectivo. 1350 euros en concepto de "beca de mantenimiento" para los alumnos en riesgo de abandono escolar- que no es lo mismo que "pobres", no nos dejemos confundir -. Nada para los que estudian. Nada para el esfuerzo y la constancia, no hay compensación para la disciplina y el trabajo, no hay galardón para el interés y la motivación, sólo hay subvenciones a la holgazanería y la vulgaridad. En este país, definitivamente, hay y habrá tres maneras de triunfar, a saber, político, constructor y futbolista.. Lo demás, subvenciones y frustración. Seguir empujando, como dice Céline, la vida y el día y la noche delante de cada uno.

Probablemente, la medida, tan de izquierdas, se matizará, se adornará y se legitimará alegando ciertas desigualdades sociales que la escuela publica debe combatir. No se crean nada: hay medidas mucho más efectivas si se persigue sinceramente compensar esas desigualdades. Dice Céline que confiar en los hombres es ya dejarse matar un poco. Y si esos hombres son progres hispánicos, es ya directamente tragar salfumán.

Mientras unos triunfan en todo el mundo a base de trabajo, de esfuerzo, de rigor, responsabilidad, ambición y disciplina -felicidades de nuevo, aunque no me guste el fútbol -, los responsables de fomentar esos valores prefieren seguir inundando el sistema educativo de anodina idiocia y mezquina mediocridad bajo la falsa bandera de un malentendido igualitarismo democrático. Y pensar que lo que venga siempre será peor. Menos mal, como decía la canción, que nos queda Portugal, y los libros.

***

A pie de página 1: gracias, José, por la recomendación, el Viaje me está encantando. A pie de página 2: me disculpo por adelantado ante quien pueda sentirse ofendido. A pie de página 3: yo también me dedicaré a tirar petardos-bomba y a hacer sonar trompetas a horas intempestivas cuando el equipo de petanca del barrio gane el campeonato local, os vais a enterar. A pie de página 4: URL de la imagen



14 comentarios:

José G Obrero dijo...

Muy bueno, muy bueno, muy bueno. Tanto como para ver si tenemos ocasión de hablar café en mano de todo esto. Empezando por el esquema de valores que tenemos en este país o estado y a través de que correas de transmisión se perpetúa, continuando por Celine (lectura que es un cubetazo de agua fría recién levantado) y terminando por las "mini revueltas" sociales que provoca el triunfo del Barça o el descenso del Betis a segunda. En el caso del Betis con la gracia añadida de que hay una tasa de paro en Sevilla de más del 24% y la gente ni se inmuta. Hace poco estuve en Londres hablando con gente del mundillo social de allí y cuando les mencionábamos las tasas de paro de España nos preguntaban que si había contestaciones serias o emigración a otros paises. No, no, contestaciones si el Betis baja a segunda. En fin, buena elección Antony and the Johnsons para aislarse.

Un abrazo.

Gogus dijo...

Per una vegada a la vida podem dir que els valors que trobem al futbol són superiors als que hi ha a les escoles i entre els polítics.

Ester Astudillo dijo...

Bueno, hay que ver!!! 1.350 euros es el 230% aprox. de lo que cobra mi marido por hacer de profe(claro, claro, no a jornada completa, que la Gene no puede pagar esos sueldos misérrimos), uséase que... en la próxima vida yo seré mala estudiante y me entregaré a los caminos de perdición antes de llegar a la adultez-idiotez. Así me haré rica, o haré ricos a mis padres.

Si es que no hay como ser estulto, y si encima eres necio, pues como que mejor que mejor. Alomejor, con el camino ya sembrado y unos cuantos dólares/euros en el bolsillo -ahora las huchas han caído en desuso, me temo- incluso llegas a político, constructor o futbolista!!!

Ahhh, quiero volver a nacer!!! Y no tomar el camino equivocado!!! The road not taken, that's what everything amounts to.

PS. Mi método de aislamiento fue un cojín sobre mis oídos. No tengo cascos -soy muy pobre, siendo catalana- y no tenía ánimos para lectura. Pero fue totalmente infructuoso. Ahora bien, seguro que algún día tengo algo que celebrar (por mera probabilidad estadística, digo yo que algún día algo caerá), y voy a hacer una revolución callejera que se van a enterar los vecinos cercanos y hasta los lejanos. Y que se jodan, que tan meritoria será mi alegría como la suya.
:)

Mercè Mestre dijo...

Carles/Alejo, Dido per als amics, comparteixo totalment la teva opinió. La radiografia de l'èxit en aquest país, subnormalitzat a posta, passa habitualment per una lectura fàcil dels ingredients de la fórmula (i això és aplicable a qualsevol activitat o sector): es remarquen només els elements mediàtics, els comentaris fàcils, l'afamada fama, els tics del poder, la xunguitada, la picaresca. Es permeten/fomenten els comportaments bàrbars, la desídia, l'estupidesa, la falta de criteri. Hem perdut de vista la cultura de l'esforç i la disciplina (que li preguntin al Pep, per exemple) perquè hem viscut unes quantes dècades d'especulació/mentida/miratge/fals creixement. I ara què...? El pobre mortal que és i pensa diferent de la resta de la tribu és subtitulat de "freaky" i "margi". On és ara el "genial", "original", "total", "galàctic", excèntric? S'ha llimat a la baixa la perillosa diferència i s'ha subvencionat la mediocritat. Jo ho resumiria en dues paraules: borreguisme i intolèrància. I en una imatge: l'ou de la serp.

Ester Astudillo dijo...

Mercè,
No era l'ou de la gallina?
O era la gallina de los huevos de oro?
Jaja!
Què tal el finde? Diuen que va haver-hi unes caravanes brutals. Com que tothom vol fer el mateix justament a la mateixa hora i als mateixos llocs, passa això: caravanes, aglomeracions, pitus, sirenes, xunguitades, olimpíades, fubetades, ramats massius envaint els espais públics i sobretot mediocritat i ignorància. Ah, però jo estava a caseta, amb le meva petita i, per suposat també mediocre, quotidianitat.

Te'n recordes de l'època en què ni tu ni jo teníem per deliberació ni cotxe, ni microones ni targetes bancàries!!! Ou là là!!! Alguna cosa deu quedar d'allò, d'aquelles nosaltres.

M'estic posant melànconica, o sigui que siau. Tingueu bon dia.

PS. Carles, et passes al transformisme o és que vols canviar-te el nom per passar més desapercebut, ja!

:)

José G Obrero dijo...

Em perdonareu si tinc una pataleta? Gràcies. Es el calor em posa de mala llet i estem a arribant als 35 graus en aquesta ciutat tan llunyana de Catalunya que es diu Còrdova i on la gent no es que sigui "pobra" és que te una tassa d'atur propera al 30% i si parlem de segments (quina pesadessa) per exemple si ets jove i dona, parlem del 65%!!! Si veniu per aqui ho veureu tot tanquil.let. Per a mi, que a més tinc el "privilegi" de treballar amb aturats, aquestes dades son pura viòlencia social (no vui dir la paraula "terrorisme" perque està massa de moda) És l'aplastament d'un poble, la negació, l'apallisament. Merda! això sí que justifica la crema de contenidors i d'uns quants carrers si cal! (uffffff! estic a la feina).

Ester Astudillo dijo...

Bueno, José, no t'enfadis. Jo no treballo amb aturats i no et puc dir xifres de Catalunya, però la taxa no deu anar gaire lluny. Y si eres joven y fémina, pues que como que también sube. I mira que el discurs català 'pobres de nosaltres, que explotats estem' no em va ni gota, t'ho asseguro. Sóc bel·ligerant en aquest sentit, cada dia.

No et facis mala sang: la civilització, l'andalusa, la catalana, l'espanyola, la britànica, l'europea, etc. -no em voldria deixar cap etiqueta, per no ferir la sensibilitat de ningú- és pura violència simbòlica, noi. A unos les toca joderse más que a otros. Però és que la justícia -la social, la poètica, etc.- no és més que un concepte que maneguem amb una lliberalitat que te cagas, i que cal no confondre amb la 'realitat'. La vida i el món no seran mai justos, per molts maig del '68, revolucions de Praga, defenestracions incloses, revolució dels clavells, més totes les revoltes acabades amb -istes que se't puguin acudir, esdevingudes o per esdevenir-se.

De quin poble parles? Del poble 'humà' o del poble andalús? O de l'espanyol? Els estereotips no fan bé a ningú, ni els d'un tipus ni els del signe contrari. Potser que baixéssim de l'hort tots plegats. No et facis mala sang, que són 2 dies.

:)

José G Obrero dijo...

Ester, gracias, gracias. Buen enfoque del tema. Tienes razón, a veces caigo en discursos que ni siquiera aquí se sienten es, como he dicho antes, una pataleta porque además las soluciones son improbables y desde luego no son las que apuntaba antes. En mi caso, además, mi crisis identitaria adolescente (algo así como el Juan Marés de Marsé) se ha convertido en algo positivo y es, precisamente, que esa (ausencia de) identidad es un ventaja para poder ver las cosas sin las ataduras del dogma o del clan. La verdad es que cuando hablo de "pueblo" me viene en mente la portada de Novecento y eso, en efecto, era 1900 y en mi caso producto de ciertos rescoldos románticos que se resisten a apagarse.
Tu comentario ha activado el aire acondicionado.

Dos abrazos!

carlesrull dijo...

José, gracias, Y ten por seguro que tendremos ese café - aunque a ti tal vez de pedimos tila o melisa -. Ánimo, que tenemos que seguir pataleanddo - no nos queda mucho más - ante el cinismo excoriante y sangrante de los poderosos, de todos lados y de todos los pueblos. La guerra es siempre la misma, los de abajo contra los de arriba, no depende de banderas y siempre ganan los mismos. Pero estoy con Ester, no hay que hacerse mala sangre que son dos días, y que nos quiten lo bailao, lo leído y lo hablado.
Un saludo a esos/esas comentaristas salerosos/as que animan el blog (entre los que no suelo incloirme, lo sé, y me flagelaré un ratito esta noche por ello). Ah, ¡y leed a Céline, no hay mejor medicina, aunque brutal!

Gogus dijo...

Home, Carles, jo matisaria això que la guerra sempre és entre els de dalt i els de baix; més aviat crec que es entre els que tenen poder i el volen mantenir i els que no en tenen i el volen aconseguir. En resum, que tots som més o menys iguals en això: els de baix són gent de dalt en potència i els de dalt són gent de baix amb poder. No hi ha diferència moral.
També crec que hi ha un u per cent de conflictes que no s’expliquen amb això, però és que la humanitat sempre és capaç de sorprendre...

carlesrull dijo...

Certament, Marc, acostuma a ser així. Tammateix vull pensar - i m'agradaria considerar-m'hi - que hi ha qui no té cap interés en ser adalt. En el meu cas, no seria profe si tingués cap pretensió d'arrivar-hi.

Gogus dijo...

Però tampoc no es pot negar que això de ser profe, ni que sigui a nivell micro, participa una mica de l'eròtica del poder, hehehehe.

José G Obrero dijo...

Homer Simpson said: "mmmmh eroticaaaaa glglglglg"
:-)

R.P.M. dijo...

Carles, siento decirte que todo esto tiene una fácil solución: hacerse socio del Zaragoza. Mediocridad sin aspavientos, jamón de Teruel y vino del Somontano. Un abrazo compa.