lunes, 31 de agosto de 2009

Escalera de color


Por Ester Astudillo


Tú lo tienes fácil,
tinte del duelo,
agujero del pesar,
pozo que atrae
y retiene
la pléyade
de quanta y hercios
y aun así
eres siempre el mismo,
sin esfuerzo, sin conciencia,
sin hondura ni matices.

Y tú, su antítesis,
huérfano también
de recodos y simas,
brillo refulgente,
epítome de la ausencia
en la retina,
incorruptible, noble,
tú eres
la arquitectura del aire.

En mi carta de colores
yo soy ora tú
al 30%,
ora al 45
el otro tú ,
siempre adúltera,
bastarda siempre,
rastreando la inmutable
esencia de lo absoluto
en ti, gruta noctámbula,
en ti, vientre de luna,
en busca de lo inefable,
del píxel en el ojo.


Mi agradecimiento a Carlos Marzal
en concepto de préstamo de su
título La arquitectura del aire (2007),
y por supuesto, a mis krds José
y Carso, por mi licencioso
uso del título de su precioso
blog de imágenes. Gracias, compis!!!

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Señora mía: otra vez mezclando las cosas y confundiendo a la gente de buena voluntad. El negro y el blanco no deben fundirse, ni al 35%, ni al 40%. Separaditos están mejor. El blanco debajo, fijado a la pureza del cuerpo. El negro encima, cerrando ese cuerpo a las miradas lascivas de la gente. Por eso las monjas vamos así, y así deberían ir todas esas señoritas intelectuales.
Sor Renunciación del Pasmo.

Ester Astudillo dijo...

Bueno, ahora me pongo el burka. Joer, menos mal que hoy ha llovido!!!

A mí es que me gusta mezclar. Parece mentira que aún no se haya dado cuenta, sor Renunciación. En fin, hay gente que es bastante ciega. Bueno, en su caso me temo que miope. Y subiendo!!!

:-)

paula dijo...

En la arquitectura del aire,las escaleras de colores sirven para apostar alto y ganar arco-iris.Subiendo la tuya, sister,se me han metido pixels en los ojos de jodida poesía...rezaré un ora pronovis en vientre de lunas,y seguiré apostando por ti...me gusta tu estilo de bruja trampendo con ases de lluvias je,je.
Besazo lunero SOL,no hay burka que te tape eres de talla femenina grande je,je.

Anónimo dijo...

El burka es una gran idea que se dejó de usar entre los cristianos no hace tanto como la gente piensa. Ya nadie recuerda a sus bisabuelas tapadas hasta las cejas con el pañuelo negro, por cierto. Ve qué útil es el negro por sí solo? Y no es incompatible con el blanco interior, pero sin mezclas, que luego ustedes se quejan de los grises. No querían mezclas, pues ahí va, garrotazo de los grises.
Es que estas intelectuales progres se quejan de todo, para luego ir a para a los mismo: escalera de color, que no es sino una apología mal disimulada de gays y lesbianas, que se le ha visto el plumero, señorita.

Por cierto, que no me va bien el lunes para ver sus publicaciones, porque tengo maitines y luego asistencia a borrachines toda la mañana y por la tarde voy a planchar la ropa del párroco, que para eso estamos las monjitas. ¿NO podría quedarse en el jueves, que me iba tan bien?
Sor Renunciación del Pasmo

paula dijo...

Ja,ja tanta estupidez concentrada,sólo puede ser una broma y no renucio a desovariar una sonrisa por mis ídem.Querida Sor Renunciación:la vida està llena de renuncias,como su nombre indica.Pero,en este caso,mi impura hermana apolo-jeta de depravaciones varias...continúa escribiendo los jueves con pasión emplumada quincenal je,je.
Un saludo y que ud lo planche bien,el fuego de los infiernos suelta un vapor muy útil para las arrugas de la mente,palabra de bruja.

Ester Astudillo dijo...

Uy, uy, qué animación así de repente, tras la sequía estival! Cómo se nota que el gremio hotelero va de bajada... y cuando algo baja, ya se sabe que algo otro tiene que subir, es ley... no sé qué decir, si física, quántica, mántrica, tántrica... lo dejaremos en universal, y así salvamos el escollo de los calificativos.

Bueno, voy a tener que presentaros, sor Renunciación y Paula, jaja!

No me reces, Paulita. Prefiero tus apuestas, pero hazlas bajitas, como mucho un trío al as, jaja! Lo del póker debe ser ya la ostia, pero eso mejor pa' los ganadores, no?

Renunciación, le insisto que me gustan las mezclas. Ando detrás de lo puro pero como no se deja atrapar, pues hay que renunciar al empeño, Ud. sabe de eso kilotones. Y no se confunda con mis inclinaciones ni mis plumas: el título es 'escalera de color', no arco-iris. Las plumas, sin duda resultado del reventón de un cojín de esos del Ikea, baratitos y emplumaos, para los 365 días del año, saltando semanas, quincenas e incluso lunas.

De impura hermana a hermana depravada, un besazo gordo y lunático. Y para Ud., Renunciación,
un agüita del Carmen pa' que el planchado y tareas adláteres le sean pasaderas , e incluso gozosas.

:-)

Carso dijo...

es un honor verse en un verso tuyo, Ester, seguro que Marzal también consiente gustoso al préstamo. por otro lado, leyendo con retraso, he visto varios poemas y muchos guiños (con aviso incluido) sobre la maternidad (paternidad en mi caso) que recojo con una sonrisa a punto de desbordarse en baba por todos lados.
seguimos leyéndonos,

Carso

Ester Astudillo dijo...

Bueno, Carso, que no sea dicho que fui yo quien me fui de la lengua, eh???

Hiciste mal cayendo, compi, no debieras, no debieras, que tu estado no es el propicio. Estoy un poquito de vuelta, ya lo ves, pero eso a ti ahora no te toca, no te toca para nada, o sea que ponte tapones (en las orejas, me refiero) y cierra los ojos. Gilipollas hay por todas partes, y desde luego yo me incluyo en ese dilatado colectivo.

Gracias por el comentario, aunque sea con retraso;-)