martes, 13 de octubre de 2009

Postelegía

Por Carlos Rull

Y tú te irás, y se quedarán los cuervos graznando, flores de plumas negras. Como las del sombrero absurdo y enternecedor que llevabas aquel carnaval en que visitamos Italia y aprendimos el tacto del humo y la danza de las sábanas.

Y te irás. Fantasma entre las sombras, sombra entre la lluvia. Como las gotas de limón con que adornabas los gin tonic o el aceite de té con que nos derramábamos hacia el deseo, te deslizarás lejos de mí.

Y tú te irás, y se quedarán los árboles mudos de este pétreo páramo. Te llevarás contigo las hojas del calendario, las agendas de caricias, los mapas de risas, y me dejarás en los huesos, calvo de asombro, mudo de olvido, blanco de pena.

Y tú te irás, y yo me quedaré solo, sin sombrero, sin gin tonic y sin mapas, bajo esta lápida gélida en la que ahora depositas un ramillete de lágrimas.

6 comentarios:

Ester Astudillo dijo...

Felicitats, Carles. M'ha encantat. Puc sentir la teva tristesa a través del vidre del cotxe que passa i s'allunya pel camí del cementiri. Tots tenim algun mort en alguna banda, la majoria dins el cor, i aquests són pitjors, perquè no els pots deixar anar.

Mira, ja tinc els Kleenex aquí a la vora, estem en època de postelegies, sembla. I avui és dimarts i 13, aahhhhhhh! El dia després de la gran celebració pàtria! Que equivocat, que equivocat tot plegat.

Petons i ànims. Ens veiem -tard o d'hora.

;-)

Carso dijo...

flores de plumas negras!
el mismo Poe habría firmado esos versos. desgarradora elegía, Carlos.

carlesrull dijo...

Gràaaacies, sí, Ester, tots portem morts pròpies i alienes en lo profundo. Intentem convertir-les en acariciadora memòria. Oscar, gracias pero no es mérito propio, creo que lo robo de una metáfora parecida de Calderón. Un abrazo.

José G Obrero dijo...

Carles: crear belleza con material de tristeza y dolor parece contradictorio y sin embargo, que exactas son las sensaciones y sentimientos que transmites y, oh, qué belleza.

Un abrazo.

paula dijo...

Elijo tú elegía sin dudarlo,es una preciosidad, y me la apunto en la agenda de caricias, con blanca pena.Gracias

Sergi(o) dijo...

Muy bueno Carlos. Fantástica elegía con muchos recursos (me encanta la aliteración de "pétreo páramo" y el paralelismo con "calvo de pena").

Me recuerda - y corrige si me equivoco- al gran maestro J.R.Jiménez, en su grandísimo poema "El viaje definitivo" (Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros cantando;
y se quedará mi huerto con su verde árbol, y con su pozo blanco.).

Enhorabuena por el poema, y que salgan muchos así.