sábado, 27 de febrero de 2010


NO SE NACE MUJER: LLEGA UNA A SERLO
Por Antonia Martos

Llegaste a ser mujer
y te acordaste de todas ellas,
de la niña,
la lesbiana,
la casada,
la madre,
la prostituta,
la enamorada,
la mística,
de la mujer independiente.

Oíste los latidos
revolucionarios
del amor
a la literatura,
a la libertad,
que aún palpitan,
sin códigos
sin costumbres
sin tabúes
sin cadenas.

A partir de la muerte de Simone de Beauvoir, el 14 abril de 1986

7 comentarios:

Ester Astudillo dijo...

Simone, Simone... Unos filósofos locos me regalaron por mi cumple en el 86 su libro 'La mujer rota', mmmmm, me pregunto por qué. Simone fue mi heroína, lo más parecido a la princesa que yo quería ser, nada Disney, por cierto. Memorias de una joven formal, Los mandarines, su apabullante afair con Sartre y cómo le dio por el culo al existencialista más feo y cretino que jamás pariera Francia. Y ella fue una femme en toda regla que no se estuvo de nada, frecuentó a quien le vino en gana sin fronteras de sexos ni religiones -ateas, eso sí. Muchos años después leí su correspondencia con Nelson Algren donde ponen a caldo a los stalinistas, y bla bla bla, y todo ello bastante de espaldas al estrábico feo y creído. Una princesa sin reino íntegra hasta el final (y con bandana hasta el final).

Simone, recuerdo el día de tu muerte, oh sí. El día de la república española. Simone, hasta el nombre sabe a poesía.

Gràcies per fer-me'n memòria, Antònia. Va ser un temps molt especial per a mi. Petoooons;-)

Antonia Martos dijo...

Hola Ester, que bé que t'hagi fet recordar tot això. Jo també la vaig descobrir amb molta intensitat. Com tu dius va ser una princesa sense regne íntegra fins al final. Bon dissabte,
una abraçada,
Antonia

R.P.M. dijo...

Desde mi condición de machito me uno a esa feliz y poética recuperación de Simone -al lado de Sartre, vamos ni color- La nada nadea? Ostras, Sartre y su existencialismo, pues no dio de sí el tema ni nada. Eso, nada. El poema sí es algo, mucho más que algo.

José G Obrero dijo...

Antonia, tu entrada en Siete Voces marca un antes y un después en la poesía hecha desde la víscera, la sincera, la que llega (o nos llega algunos), con vida joder!

Un beso.

Antonia Martos dijo...

Gracias Rufino por tu comentario.
Y también gracias a ti, Jose, por tus ánimos. Con compañeros como vosotros .... como no seguir escribiendo.
Antonia

Carso dijo...

leí 'la femme rompue' de simone sin conocer la parte teórica y menos aún la biográfica (vamos, a ciegas, sólo de nombre, como quien sabe que la garrotxa es una comarca, pero no tiene ni idea de dónde está) y me dejó fuera de combate, cómo una mujer podía hacer semejantes postulados aparentemente en contra de sí misma. bueno, pues eso, sólo aparentemente.
tú poema, en cambio, no tiene nada de apariencias. has marcado un alto nivel desde tu aparición estelar en 7v!!!

;-)scar

Antonia Martos dijo...

Hola Óscar, la primera vez que leí la mujer rota también me sucedió lo mismo. La leí sin saber que la Garrotxa es una comarca (me ha gustado tu comparación!!). Pero gracias a esa lectura no pude de dejar de leer el resto de sus libros que, por cierto, me fascinaron. Pero eso fue al final de los años 80 y principio de los 90.
Un abrazo,
Antonia