martes, 9 de marzo de 2010

El carcelero

Por Carlos Rull
- Nunca saldré de aquí - dijo con pesadumbre antes de cerrar la puerta del calabozo en el que yo quedaba perpetuamente encerrado.

6 comentarios:

Carso dijo...

qué 'joputa, debió pensar el condenado...

eres un maestro sintetizando la angustia, carlos.

Sergi(o) dijo...

Con lo difícil que es siempre sintetizar tanto en tan poco espacio, y lo bien que lo haces, Carlos. Te felicito por tus microrelatos. Como buen matemático me encanta lo bueno si breve.

Antonia Martos dijo...

Carlos, has transformado una pequeña dosis en un pequeño universo. El desenlace se produce en el último párrafo lo que produce una buena dosis de intensidad.
Saludos,
Antonia

paula dijo...

Tas que te sales!!!!

Mercè Mestre dijo...

La línia de separació és tan minsa que sospites que podria ser un mirall.

Doble ració d'humor anglès: el laberíntic-borgià de Carles i el del comentari d'Antònia. Molt bo.

Mercè Mestre dijo...

El comentari de Paula també és molt british.