sábado, 17 de noviembre de 2007

POEMA 2 DE 3


Por Rubén García Cebollero

III CONCURS DE LITERATURA JOVE (POESIA) DE VIC. 2002

Jazz a tres veus - Jazz a tres voces

II


Damunt esquerdes has bastit

una terra de fred i de tenebra

on has perdut el cor el cap i et toca

mantenir el somriure i posar a la balança

les il·lusòries runes de buidades converses,

amb buides paraules, i amb un nou horitzó.


Sé que a tu no t’agrada la trompeta

de Cottie Williams i que potser cap nota

seva hagis escoltat mai. Hi ha qui pensa

que Fats Waller era també dels bons.


Són massa grans les meves mans

pels teus peus i no ho canta Fats Waller.

I si parlo dels teus pits serà millor

que prepari els claus per ser crucificat.


Parlem o no de sexe se’ns titlla de sexuals

i primitius, i sigui cert

o no dona el mateix li explico al saxofon

perquè ja ens han jutjat.


No em truquis. No fa falta. No cal

que provis el meu número, el meu

número encara és el mateix i Deu

et faria més cas que jo. No. No. Ara.


No saps a qui trucar,

no et queda cap contacte ni relleu

i ets sents confusa, equivocada, seus

damunt d’un fals desastre.


Sota esquerdes veus la serenor

de la memòria. S’eleva

amb dofins de llum. Amb claror

de torxa encesa.


II

Sobre grietas has construido

una tierra de frío y de tiniebla

donde has perdido el corazón la cabeza y te toca

mantener la sonrisa y poner en la balanza

las ilusorias ruinas de vaciadas conversaciones,

con vacías palabras, y con un nuevo horizonte.


Sé que a ti no te gusta la trompeta

de Cottie Williams y que quizá ninguna nota

suya hayas oído nunca. Hay quien piensa

que Fats Waller era tambien de los buenos.


Son demasiado grandes mis manos

para tus pies y no lo canta Fats Waller.

Y si hablo de tus senos será mejor

que prepare los clavos para ser crucificado.


Hablemos o no de sexo se nos tacha de sexuales

y primitivos, y sea cierto

o no da lo mismo le explico al saxofón

porque ya nos han juzgado.


No me llames. No hace falta. No es necesario

que pruebes mi número, mi

número aún es el mismo y Dios

te haría más caso que yo. No. No. Ahora.


No sabes a quien llamar,

no te queda ningún contacto ni relevo

y te sientes confundida, equivocada, te sientas

sobre un falso desastre.


Bajo grietas ves la serenidad

de la memoria. Se eleva

con delfines de luz. Con claridad

de antorcha encendida.

3 comentarios:

paula dijo...

Espero la tercera con inocente ansia,no me gusta que me den con la puerta en las narices.Mientras tanto,pongo música de sexo en el contestador de internet.!Perdon!de saxo...aduciré dislexia en el juicio,ventajas profesionales je,je.
PD)Envio una dirección para ambientar el comentario.


http://www.youtube.com/watch?v=in1eK3x1PBI&feature=related

RUGAC dijo...

No falta tanto para el 3 y último, que cierra el jazz en tres movimientos... no se espera juicio alguno;) El ambiente al comentario ha sido espectacular;)

paula dijo...

El jucio querido amigo era una parida femenista y coeducativa,un diálogo con el saxo...ya sabes... hagas lo que hagas.Del comentario del tercero o desenlace no te libraras,lo tengo entre los senos je ,je metáfora de libre interpretación y libre pensamiento.
Gracias,aunque olia a pies valia la pena...conste que sigo sin saber ingles y me pierdo la letra,agradezco traducción.
besitos inocentes.