sábado, 15 de marzo de 2008

EL PODER DEL CHIKI CHIKI


Por Rubén García Cebollero

Tras las elecciones electorales, en las que ha triunfado lo que en marketing político se conoce como campaña negativa, eso de si tú no vas, ellos vuelven y hemos asistido al ascenso del PSOE y del PP, el descenso de ERC e IU, y la estabilidad del resto de partidos, lo que refleja de verdad el estado de ánimo del país es el poder del chiki chiki.

Dejando a un lado que en la letra haya participado Santiago Segura, del que dicen las malas lenguas que prepara su Torrente 4, y que las virtudes musicales del tema al menos superan al quien maneja mi barca, parece que, como el turkey (pavo) que representa a Irlanda, el festival de Eurovisión ha conseguido, como la política, que el escenario público de las afinidades electivas se convierta en Frikilandia.

¿Qué relación tienen el chiki chiki y la política? Una cuestión de marketing. A los partidos les sirve para definir objetivos y programas e influir en el comportamiento de los ciudadanos. A la sexta (Buenafuente) le ha servido para meter a Roberto Chikilicuatre hasta en la sopa boba de la desangelada Eurovisión.

Este es el país que tenemos y el chiki chiki es el estilo que nos representa. Lo mismo que al presidente del Madrid le toma el pelo un falso Nicolas Cage, nos tomamos a broma a un Elvis de juguete con acento argentino. En la guitarrita de Chikilicuatre se resume la necesidad de humor, de mucho humor, de este país en el que todo lo que nos persuade es invisible, y cuanto menos se ve, mayor es su poder de persuasión, como dice Matteo Rampin en Vender la moto.

Por el momento, me está gustando Los amantes de silicona de Javier Tomeo, que refleja el espíritu primario de un país que ensalza el follo a la categoría de aspiración universal. Y como el mundo sigue, aunque hoy no hable de poesía, Alfaguara ha sacado a pasear el Nocilla Experience de Agustín Fernandez Mallo (prometo opinar cuando lo haya leído) y Destino presenta el Sólo de lo perdido de Carlos Castán, con cuentos que se inician tan bien como el "como las zorras aman la noche": siempre albergué la fantasía de tener una casa con decenas de habitaciones diferentes para dormir.

Y mientras el poder del chiki chiki crece hacia los aburridos puntos del Festival de Eurovisión, me quedo con Back to black de Amy Winehouse o con el Sinnerman de Nina Simone porque como acaba el poema somos de Canciones del que no canta de Mario Benedetti, creo que es porque somos de la misma tribu/ ah pero a veces el turbión arrolla/ y yo me quedo a solas con mi alma.

Eso sí, con ganas de ir a ver 10.000 o Enfrentados al cine mientras el poder del chiki chiki, como el ajo, se repite en el aire de un país mental y musicalmente muerto. Donde tal vez sólo los encajes del paraíso nos hagan recordar que al corazón le queda algún latido.

¿Tú qué prefieres, pavo o chiki chiki?



12 comentarios:

Raquel Casas dijo...

Apuesto por el poder de la poesía de Nocilla Experience.
Me encantó Nocilla Dream, me pareció un gran poema más que una novela y creo que la segunda parte de la trilogía va por el mismo camino:

http://es.youtube.com/watch?v=XjvigSYzqW8

Apuesto por la Nocilla, qué merendilla!

RUGAC dijo...

Sí, de Nocilla dream escribí lo siguiente:

http://sietevoces.blogspot.com/2007/01/nocilla-dream.html

Creo que tenía más poesía que prosa,) Y Nocilla Experience por lo que he leído no me defraudará;)

Pronto lo veremos...

José G Obrero dijo...

Lo peor de todo esto es el daño que hace al cerebro. Tengo la cancioncia metida en la cabeza y estoy reprimiéndome las ganas de decir: "uno: el brikidance".

Cristina dijo...

CHIKItín se queda Eurovisión con el chiki chiki...Casi que prefería las canciones horteras que aspiraban a algo aunque se quedaran a medio camino que dar la nota por no tener otras opciones.

RUGAC dijo...

Si dar la nota seguro que la da... luego dirán que han sido un par de catalanes (uno de Reus y otro de barcelona, sí, Andreu y David (el nombre auténtico de "Roberto Chikilicuatre")... Bueno, y por si Paula no nos lee la mejor versión del chiki chiki es esta (si no eres del Madrid):

http://es.youtube.com/watch?v=0OIeW3TcZXs

Cristina dijo...

(Está bueno, está bueno :D )

paula dijo...

Paula os lee y os mira mientras se come la nocilla. !Menuda panda hiperactivos os hábeis juntao, je,je!.Y yo que me alegro.
Una demode de escorpiona:La traidora letra de la versión oficial,pa que duerma el Urribari...los resultados electorales, de buena fuente,traducidos al espanglish...¿donde estara la barca?,la necesito aunque me abandonen je,je.
http://es.youtube.com/results?search_query=chiki-chiki&search_type=

José G Obrero dijo...

De momento el Avui está diciendo que son españoles y en artículos de opinión justifica el nivel cultural de España (o Castilla indistintamente) en función del Chiki-Chiki. Que conste que lo comento desde la sorna más absoluta y no desde la intención política. Os dejo un enlace al artículo que no tiene desperdicio.

http://www.avui.cat/article/opinio/24325/greu/problema/chikichiki.html

José G Obrero dijo...

Perdón, no ha salido el enlace entero:

http://www.avui.cat/article/opinio/24325/greu/problema/chikichiki.html

Ahora sí.

Saludos.

Cristina dijo...

A ver si ahora sale entero:

http://www.avui.cat/article/opinio/

24325/greu/problema/chikichiki.html

Saludos

RUGAC dijo...

Gracias, Cristina,)

En una página web europea la canción favorita para ganar Eurovisión es... el chiki chiki... ¿Os imaginías un "eurovisión de escritores", gran hermano o similar?... mejor quedarnos como Raquel con la nocilla experience... que hoy he acabado "los amantes de silicona" de Tomeo y daría para un post larguísimo...

José G Obrero dijo...

Gracias Cristina. Me pareció interesante el comprobar como nadie quiere reconocer a los perpetradores del chiki chiki entre los suyos. Por qué seraaaá?